30 abr. 2011

Propuestas electorales al Parlamento de Canarias y al Cabildo de Tenerife


¡Si estás cansado de tanta mentira... construye algo verdadero!

VER FOLLETO DE CAMPAÑA: (ANVERSO)
VER FOLLETO DE CAMPAÑA: (REVERSO)


MEDIDAS EN EL CAMPO ECONÓMICO:



1) Freno completo al endeudamiento, mediante Ley que prohíba gastar más de lo que tenemos. No se puede, ni se debe hipotecar el futuro de Canarias.
2) Prohibir la radicación en Canarias de todo capital especulativo. Este capital entra por una puerta y sale por otra, llevándose más de lo que trajo y sin dejar nada en nuestra tierra. Este capital especulativo nos empobrece más.
3) Apertura a todo capital que se radique en Canarias y se destine a la producción y creación de fuentes de trabajo para los canarios, beneficiándolo con la mayor exención impositiva.
4) Exención impositiva a todo producto que se exporte.
5) Diversificación y tecnificación de la agricultura, ganadería y pesca. Fomento de la industria ligera de transformación agrícola, ganadera y pesquera que vaya en la dirección del autoabastecimiento. Protección de nuestra producción respecto a los productos foráneos.
6) Paralizar la concesión de nuevas licencias para la instalación de grandes superficies en el Archipiélago y condicionar la prórroga de licencias a las ya instaladas a cambio de invertir todos sus beneficios en nuestra tierra. Disminución de la presión fiscal y de las trabas administrativas sobre el pequeño y mediano comercio.
7) Estudio y aplicación de medidas tendentes a frenar la incidencia del turismo sobre la especulación del suelo, agotamiento de recursos, colonización cultural y fuga de capitales, mediante la recuperación del control de este importante sector por parte de los canarios.
8) Creación de un Banco Público Canario, exento de cobro de intereses (solo una comisión que cubra los gastos de funcionamiento), que permita la financiación de los proyectos necesarios para el desarrollo de nuestra región, fuera del circuito especulativo actual.
9) Negociación inmediata de un nuevo marco de relaciones económicas y comerciales entre Canarias y el Estado, por un lado, y Canarias y La C.E.E., por otro lado, que transformen la injusta relación, en detrimento de Canarias, que se ha venido dando hasta el momento. No podemos permitir que nos sigan imponiendo medidas que enriquezcan a unos pocos a costa del empobrecimiento del pueblo canario.
10) Todos los impuestos recaudados en Canarias, excepto aquella parte del I.R.P.F. que en justicia y por solidaridad debamos ceder al Estado como contraprestación de servicios, se quedan en Canarias para hacer frente a los graves problemas que como región postergada y dependiente padecemos en la actualidad. La recaudación y gestión mayoritaria de impuestos caería bajo la responsabilidad de los municipios.

MEDIDAS EN EL CAMPO SOCIAL:


1) Reorientación del gasto público hacia la sanidad, la educación, la vivienda y la infraestructura productiva. Ningún canario enfermo, sin educación, sin vivienda y sin trabajo.
2) Prevención, promoción y atención medica pública y gratuita. Se autorizará la competencia de capital privado.
3) Enseñanza canaria gratuita a nivel primario, secundario, técnico y universitario. Se autorizará la competencia de capital privado.
4) Responsabilidad canaria del régimen de jubilación y de pensiones. Se autorizará la competencia de capital privado.
5) Ley ecológica de planificación y protección ambiental.
6) Revisión de la Ley de penalización del delito ecológico.


MEDIDAS EN EL CAMPO POLÍTICO:

1) Ley de Responsabilidad Politica que permita la destitución, el desafuero y juicio inmediato de cualquier miembro de los tres poderes, con la sola exhibición de la prueba del delito o irregularidad y grave incumplimiento del programa electoral.
2) Promover las mayores cotas de autogobiemo de Canarias dentro de un estado federativo. Canarias asumirá paulatinamente competencias totales y exclusivas en todos los ámbitos, excepto en Defensa y Relaciones Intenacionales, que las compartirá con el Estado.
3) Máxima descentralización autonómica en beneficio do los cabildos y principalmente, de los municipios.
4) Estudio de la viabilidad de que los cabildos se transformen en un órgano federativo de todos los municipios de la isla, que se constituirá por libre elección de los habitantes de éstos, en base a los principios de autonomía, solidaridad y reciprocidad.
5) Elección del poder ejecutivo y judicial canario por voto directo del pueblo.
6) Nueva Ley Electoral Canaria que contemple como puntos mínimos:
- Elección directa de candidatos mediante listas abiertas, para que se pueda votar a personas y no a colectivos en los que la responsabilidad queda diluida.
- Circunscripcion insular.
- Eliminación de cualquier traba legal, económica o administrativa que se oponga a la capacidad plena del ciudadano de elegir o ser elegido.
- Igualdad de oportunidades. Los medios de difusión deben ponerse al servicio de la población en el periodo electoral en que los candidatos exponen sus propuestas, otorgando a todos exactamente las mismas oportunidades.
- Implementar medios electrónicos y computacionales avanzados para hacer posible la consulta directa con los ciudadanos sobre los temas de urgencia.
7) Control de los orígenes y la gestión de los fondos de los partidos políticos.


¡Si estás cansado de tanta mentira... construye algo verdadero!



Plan Humanista Vecinal. 1. Organización administrativa



El Humanismo, en su expresión política: PARTIDO HUMANISTA, presenta para las Elecciones Locales de 2011, el Plan Humanista Vecinal con el objetivo de garantizar desde el ámbito barrial y vecinal:

- Crear condiciones de vida digna para toda la gente.

- Llevar al ámbito político su máxima: "Nada por encima del ser humano y ningún ser humano por debajo de otro".

- Garantizar una Salud y Educación públicas, universales y gratuitas.

- La garantía de los Derechos Humanos recogidos en la Declaración Universal, como prioridad para todo ser humano.

 - La Democracia Real frente a la democracia formal.

Este Plan se inspira en la necesidad de acercar la decisión y el poder a los pueblos, a los barrios y a la gente, donde las necesidades y urgencias son palpables, así como las alternativas y soluciones.

Organización administrativa.-

La Humanistas proponemos la elección directa de cargos barriales en la figura del CONCEJAL DE BARRIO y la creación del FORO VECINAL. 

Este Foro formado por asociaciones y vecinos que asegure la permanente discusión de las condiciones de vida que necesita el barrio y el municipio, la facilidad para presentar iniciativas vecinales que serán sometidas a referéndum y la creación de una red informática con mecanismos de información y consulta.

Este Foro Vecinal tiene capacidad para destituir al "Concejal de Barrio" en caso de incumplimiento de sus promesas electorales. Así se hace efectiva la "responsabilidad política" en el desempeño de las funciones del cargo electo.

Denunciamos toda forma de violencia y planteamos un proyecto político que rechaza las falsedades que representan los grandes capitales y la estúpida cultura materialista que nos  quieren imponer.


El Partido Humanista avanza sobre la simple formalidad de iguales derechos para reclamar iguales oportunidades para todos.

Que no te engañen... dentro de este sistema no hay elecciones. ¿Eliges, acaso, la usura de los bancos? ¿Eliges el desempleo? ¿Eliges gobernantes al servicio del dinero? ¿Salud y educación públicas deterioradas como excusa para privatizaciones? ¿Medios de comunicación vendidos? ¿Eliges hipotecar tu futuro para mantener este sistema?

Frente a esta democracia formal, los humanistas planteamos la necesidad de una Democracia 
Real que devuelva la capacidad de decisión a las personas. Frente a la especulación de los 

grandes capitales, situamos la Banca Pública Sin Interés y la Propiedad Participada de los 
Trabajadores. Frente a la privatización, defendemos salud y educación públicas gratuitas y de calidad.


El Plan Humanista Vecinal es la expresión de una nueva forma de hacer política. Son las legítimas aspiraciones de la gente.

¡Si estás cansado de tanta mentira... construye algo verdadero!

24 abr. 2011

5. Un municipio que impulse el empleo


Empleo: Ley de Propiedad Participada del Trabajador

Durante el año 2011 el desempleo ha alcanzado cifras históricas en nuestro país: más de cuatro millones y medio de personas (20,3% de la población activa) no tienen trabajo. Hay otro dato que resulta dramático: en más de 1.300.000 hogares todos los miembros de la familia están desempleados. Con estos números en la mano, no resulta extraño que el paro aparezca como el problema que más preocupa a los españoles en todas las encuestas.
Para los humanistas, sin embargo, el desempleo no es el problema. Es el síntoma de un mal aún mayor. Es la expresión de que a los poderosos de este sistema económico y social inhumano les sobra la gente. Les sobran los parados mayores de 50 años, les sobran los jóvenes que buscan su primer empleo, les sobran las mujeres y los inmigrantes que, dicen ellos, ocupan puestos de trabajo aumentando la desocupación.
Si tratamos de enfocar el desempleo, como hacen los partidos políticos tradicionales, desde la óptica de este sistema, jamás encontraremos una solución. Estaremos encadenados a reformas del mercado de trabajo que castigan a los más débiles, a sindicatos que no defienden los intereses de los trabajadores y a empresarios temerosos atenazados por los créditos usureros de los bancos.    
Es falso que un cambio en la situación financiera (eso que llaman crisis) o un relevo en el gobierno de turno vaya a resolver la situación. Los políticos actuales no son una solución, sino cómplices del problema.
A quienes controlan el capital no les interesa crear puestos de trabajo. Quieren que su dinero crezca, que genere mayores beneficios, a ser posible a gran velocidad. Lo llaman “poner a trabajar el dinero”. Su acción va entonces dirigida a rebajar costes -mano de obra más barata- y a acumular ganancias que son desviadas al circuito especulativo, en lugar de reinvertirlas en nuevas fuentes de trabajo. El resultado son empleos precarios, mal pagados, ocupados por trabajadores dóciles y asustados ante la amenaza verse condenados al paro.  
Es desde esta perspectiva, que la propuesta humanista no está enfocada a la simple creación de parches asistenciales para los desempleados ni, por supuesto, a continuar cediendo al chantaje de los grandes capitales y bancos. Hay que actuar entonces en la raíz del problema, proponiendo nuevos modelos que liberen al trabajador de la precariedad dotándole de capacidad de decisión, y saquen a los pequeños y medianos empresarios del laberinto crediticio.
El Plan Humanista Municipal impulsará el empleo de los vecinos favoreciendo que las empresas que así lo deseen puedan convertirse en Empresas de Propiedad Participada de los Trabajadores. Este nuevo modelo empresarial comparte la gestión y los beneficios entre el empresario y los empleados. Además, un porcentaje de las ganancias obtenidas deberá ser reinvertido en la creación de nuevos puestos de trabajo, evitando de esta forma la fuga del capital hacia la especulación.
Las nuevas empresas que se acojan a esta figura (o aquellas que modifiquen su situación para adaptarse a la misma) recibirán la financiación necesaria a través del Banco Público Sin Interés y tendrán importantes beneficios fiscales dentro del sistema tributario municipal.
 

21 abr. 2011

4. Un municipio implicado en la salud, educación y calidad de vida de sus vecinos

Basta un simple vistazo a los Presupuestos Generales del Estado para darse cuenta de cuáles son las prioridades para nuestros gobernantes (ahora y antes, puesto que estos datos no varían dependiendo del signo político de quien ocupa el poder). El presupuesto militar (incluyendo la investigación en este campo) prácticamente duplica lo invertido en salud y triplica lo destinado a educación. Resulta evidente entonces que, a ojos de este sistema, es más importante continuar invirtiendo en destrucción que destinar recursos a la buena salud física e intelectual de las personas.

Los Humanistas consideramos los recursos destinados a las áreas de educación, salud y calidad de vida de los vecinos como una inversión en el ser humano y no como un necesario “gasto social”. Los poderosos siempre dicen “¿y de dónde saldrán los recursos?”, pero quienes así objetan gastan miles de millones en ayudar a la banca y permiten que otros miles de millones escapen de la economía productiva a la especulación que no produce ningún beneficio social. Lógicamente el cambio en el modelo de servicios sociales tiene que ir de la mano de un cambio del modelo económico, político y social.

Desde hace tiempo, esos mismos políticos que decidieron destinar los presupuestos a otras cuestiones que ellos consideran más importantes que la salud y la educación, quieren instalar, con la ayuda de los medios de comunicación, la idea de que estos servicios funcionarían mejor si son privatizados. Las denominadas “cogestiones” ocultan una privatización paulatina de la salud y la educación, al tiempo que la falta de recursos dedicada a estas áreas provoca la precarización de los servicios. Se encargan de culpabilizar de esta precariedad a inmigrantes o ancianos por el uso que hacen de la salud y la educación públicas, demostrando de nuevo que les sobra la gente. En lugar de destinar más dinero, quieren que haya menos usuarios. Mientras tanto, los profesionales afrontan jornadas de trabajo cada vez más extensas que les impiden rendir adecuadamente y jóvenes licenciados se ven abocados al paro y a empleos mal remunerados. Esta degradación de lo público, programada desde los políticos que nos gobiernan, es la excusa que utilizan para la privatización.

Los Humanistas decimos que la salud y la educación no pueden ser jamás un negocio.

Son un derecho inalienable que todos los vecinos de un municipio deberían poder disfrutar en unas condiciones óptimas y de forma totalmente gratuita. 

Hoy está en crisis el esquema educacional, manifestándose esta crisis en la desmotivación de los educadores, la preocupación de los padres, el fracaso escolar, los niveles de absentismo, una violencia desconocida hasta ahora y unos contenidos educativos que corren por detrás de una sociedad humana, científica y tecnológica que está buscando una nueva visión del mundo, una nueva sensibilidad y un nuevo ser humano muy lejos ya de las viejas enciclopedias.

En un municipio Humanista la educación es una prioridad y, por ello, garantiza:

l       Educación pública gratuita y de calidad en todos los niveles, desde la educación infantil hasta la universidad.

l       Acceso gratuito al material escolar, incluyendo los recursos técnicos e informáticos necesarios, para garantizar la verdadera gratuidad de la educación.

l       Una educación en la diversidad (como es diversa la sociedad en la que vivimos, diversa en las razas, diversa en las culturas, diversas en las ideas y en las creencias) y que potencie los valores humanos de acuerdo a la máxima: “Nada por encima del ser humano, y ningún ser humano por debajo de otro”.

l       Una educación integral, que forme y desarrolle a los niños y jóvenes en la capacidad del pensar. la integración y aceptación del cuerpo, la expresión emotiva y la sexualidad. Estos pilares deberán ser adaptados a cada nivel educativo desde la educación infantil hasta la universidad.

La asistencia sanitaria debe ser universal, pública y gratuita, siendo coordinada entre el municipio y la comunidad autónoma. Es necesario definir las necesidades reales y dotar a hospitales y centros de salud de todos los medios necesarios. La salud de la población no puede ser objeto de negocio y especulación y no pueden recortarse las prestaciones por ninguna razón.

Utilizando malintencionadamente los medios  de comunicación para exagerar los defectos de lo público y exaltar las supuestas bondades de la privatización, nos quieren hacer creer que lo público es siempre malo y que lo privado es más eficiente, se trata mejor al paciente y a la larga es más barato. La realidad es distinta: las fuertes inversiones que son necesarias para, por ejemplo, hacer hospitales, son luego explotadas bajo  formulas de “gestión privada”. De esa forma algunos hacen muy buenos negocios sin apenas correr riesgos, ya que los clientes (la población) no tienen otra opción y los que pagan (el estado) lo hacen puntualmente. Todos pagamos y unos pocos se benefician.

La solución ante los problemas actuales no es la privatización sino mejorar la gestión haciéndola más transparente y con la participación de la Administración Publica, los profesionales y los usuarios.

La concepción Humanista fomenta la investigación para desarrollar un sistema de salud basado en la prevención de las enfermedades y no en el gasto farmacéutico. Impulsará, además, un centro de terapias alternativas, adecuadamente reguladas y reconocidas, dentro del sistema público y gratuito de salud. 

Las políticas médicas tienen que venir de la experiencia, no de los intereses económicos de laboratorios e industria médica, que antes que acabar con la enfermedad buscan multiplicar sus beneficios.

Un ejemplo especialmente grave es el abuso de psicofármacos sobre todo en niños y adolescentes, dictados por modas e informes que están directa o indirectamente manipulados por los propios laboratorios. Sabemos que en este momento histórico hay cada vez más tensiones, dificultades de comunicación, etcétera, pero eso no se resuelve introduciendo química en el sistema nervioso de los seres humanos. Y que esto se haga en nuestros niños y adolescentes aprovechando la desorientación de maestros y padres, es absolutamente inmoral.

La calidad de vida de los vecinos de un municipio implica otros servicios además de la salud y la educación. Una administración pública que se ocupe del bienestar de sus vecinos defenderá los intereses de los mismos en el acceso a los servicios de agua, electricidad, telecomunicaciones, etcétera. Hay que detener la locura privatizadora que, impulsada por los políticos que actualmente nos gobiernan, busca abrir nuevas vías para el beneficio de grandes empresas y grupos de presión.

El bienestar de la población, por cierto, tiene mucho que ver con el cuidado del medio ambiente. La política medioambiental del municipio debe convertirse en un motor fundamental de desarrollo. Cualquier decisión estratégica (en empleo, energía, transporte, etcétera) tendrá que alinearse con el concepto de desarrollo sostenible.

El municipio Humanista desarrollará un plan de energías limpias que busque sustituir paulatinamente las fuentes energéticas contaminantes por otras limpias y renovables, saliendo así además del continuo chantaje que representan las presiones ejercidas por grupos empresariales relacionados con el petróleo.

En este sentido, el municipio impulsará la formación y cualificación de profesionales en gestión ambiental y energías limpias, además de incentivar fiscalmente a las pequeñas y medianas empresas para la producción, instalación y mantenimiento de fuentes energéticas renovables.

En su sentido más amplio, el medio ambiente es el compendio de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y momento determinado, que influyen en la vida material y psicológica del ser humano y en el futuro de generaciones venideras. Por eso, cualquier acción en el ámbito del medio ambiente debe estar planteada desde la necesidad de un desarrollo sostenible y equilibrado. Cuidar la naturaleza es cuidar la casa común de todos los vecinos.

18 abr. 2011

3. Participación Ciudadana

Cuando llegan las elecciones el gobierno y los partidos políticos tradicionales llaman a la población a participar. ¿Pero qué pasa el resto del tiempo?

En nuestro pais la democracia se ha deteriorado impulsada por los intereses del gran capital y la banca, que necesitan ciudadanos adormecidos que se conviertan en simples consumidores y trabajadores precarios y sumisos. No existen verdaderas vías de participación para los ciudadanos en las cosas públicas, excepto el voto cada cuatro años para elegir entre las diferentes marcas políticas que tienen opciones de gobernar (esas mismas las que cuentan con el apoyo financiero de la banca). Los mecanismos que permiten a la gente decidir sobre las cuestiones que les afectan directamente como el referéndum, nunca son utilizados y, además, no son vinculantes. En esta democracia representativa de baja intensidad, la opinion de la gente no cuenta.
 Los Humanistas proponemos una regeneración de la democracia donde el poder esté realmente en manos de las personas y no en manos de políticos alejados de los intereses de la gente y que únicamente sirven a quien los financia. Por ello proponemos medidas que permitan la participación real de los ciudadanos, el control de los cargos públicos, la verdadera independencia entre poderes y la igualdad de oportunidades para todos. En concreto en materia de participación en el ámbito municipal, estas son nuestras propuestas.
 l       Creación de la figura del Concejal de Barrio, elegido directamente por los vecinos y no surgido de pactos entre partidos.
l       Foro Vecinal como instancia coordinadora entre los vecinos y organizaciones sociales del barrio. El Foro recoge las inquietudes, aspiraciones y necesidades del barrio, canalizándolas ante el Ayuntamiento a través del Concejal de Barrio. Tiene la función de planificar las actividades sociales en base a las prioridades establecidas por los vecinos.
Este Foro tiene capacidad de gestión de recursos en proyectos votados por los vecinos y está formado por representantes de los vecinos en proporción al número de habitantes del barrio. Cuenta además con capacidad para destituir al Concejal de Barrio si éste incumple sus compromisos o funciones, haciéndose efectiva de esta manera la Responsabilidad Política desde la misma base social.
l       Oficina de Atención al Vecino, que facilite el acceso directo a toda la información y gestiones de ámbito barrial, municipal y extramunicipal.
 l       Creación de los mecanismos necesarios para hacer efectiva la Democracia Directa. En lo inmediato implementación de la Consulta Popular y el Referéndumsobre todos los temas de interés general para los habitantes del municipio. Implementación de la Consulta Directa Electrónica a través de la red informática. Redes sociales municipales con foros de debate, plenos en directo, etcétera.
l       Formación de Medios de Comunicación barriales y municipales, sin censura y abiertos a todos los vecinos. El barrio necesita, como mínimo, una radio, una publicación local y una web que permita la interaccion de los vecinos con los concejales y técnicos municipales, así como el acceso libre a toda la información sobre proyectos, presupuestos, etcétera.
l       Creación de la Oficina de Derechos Humanos Muncipal, dotada de personal cualificado y voluntarios como primer núcleo de atención a los colectivos y personas discriminados y desfavorecidos.