27 sept. 2010

Posición del Partido Humanista ante la Huelga General del 29 septiembre


El Partido Humanista ha decidido apoyar la huelga general convocada por las centrales sindicales para el próximo día 29 de septiembre. Desde hace años, los humanistas hemos venido denunciando el retroceso sistemático de los derechos laborales de los trabajadores así como las dificultades crecientes para las pequeñas y medianas empresas. En este sentido, la Reforma Laboral recientemente aprobada por el Gobierno español representa un recorte, otro más, a los derechos de los trabajadores. Entre otras medidas, con esta nueva legislación se abarata drásticamente el despido, se pone en manos de las empresas la decisión de modificar unilateralmente horarios, remuneraciones y localización de los puestos de trabajo, y se liberalizan los servicios de las Empresas de Trabajo Temporal, permitiéndoles entrar en el sector público.

En un momento de crisis como la actual surge esta extraña huelga general, donde los actores habituales ocupan roles predefinidos, mientras los verdaderos actuantes, es decir los que deciden, están ausentes. Por un lado, un partido socialdemócrata, cuyas medidas económicas cada vez que acceden al gobierno están dictaminadas en la dirección que les indica la banca y el gran capital, dejando desprotegidas a amplias capas de la población que se ven abocadas a pagar las deudas de una situación que ellos no han generado. Por otro, unos sindicatos mayoritarios cada vez más desconectados de los trabajadores, que no se ven representandos ni defendidos. Y, por último, sindicatos y movimientos minoritarios con más coherencia en la acción cotidiana, pero incapaces de actuar lejos de la iniciativa de los grandes. Mientras, los ciudadanos se muestran cada vez más descreídos y, a pesar de ser castigados duramente por la crisis, reaccionan ante la propuesta de huelga con temor y parálisis. 

Es por ello que el Partido Humanista apoya la convocatoria de huelga como muestra de solidaridad y apoyo a todas las personas obligadas a vivir estas difíciles coyunturas. Pero entendemos también y respetamos la libre decisión de cada trabajador, autónomo, desempleado o PYME. También llamamos a la movilización. Pero, sobre todo, queremos elevar una reflexión: o cambia el modelo en su raíz o nada va a mejorar, ni con este gobierno ni con otros.

Somos conscientes de que este nuevo recorte a los derechos de los trabajadores es un síntoma más de la deriva del inhumano sistema económico y social en el que vivimos. Es la expresión de una dirección adoptada hace ya mucho tiempo. Y, por supuesto, no compartimos la política del “mal menor” que hace años adoptaron las cúpulas de los representantes de los trabajadores, plegándose a las exigencias y amenazas del gran capital. No es sufiente encarar la situación desde la resignación de lo que se puede o no se puede hacer: hay que platear el cambio total del sistema.   

Ya no son los gobiernos los que llevan el timón de la economía y, por tanto, del modelo social. Al defender la supremacía de la “libertad de mercados” frente al “estado controlador”, ellos mismos –estos políticos mediocres de cortas miras- se achicaban su espacio de actuación. Aquí mandan los mercados financieros y la economía especulativa. Mientras el único valor sea el dinero y sigamos creyendo y aceptando el actual modelo donde bancos centrales y banca privada crean y dirigen el caudal del dinero, nada podrá cambiar realmente porque ellos tomarán las decisiones importantes. El trabajador depende del empresario o del sector público, pero ambos (empresas y estado) dependen de la banca y del capital financiero internacional, que impone sus condiciones sin apenas limitación.


Creemos adecuado recordar aquí algunos párrafos del “Documento Humanista”, en el que ya alertamos hace años de un fenómeno que entonces sólo se atisbaba y que ahora resulta evidente:

“(...) la vieja solidaridad se evapora. En definitiva, se trata de la desintegración del tejido social y del advenimiento de millones de seres humanos desconectados e indiferentes entre sí a pesar de las penurias generales. El gran capital domina no sólo la objetividad gracias al control de los medios de producción, sino la subjetividad gracias al control de los medios de comunicación e información. En estas condiciones, puede disponer a gusto de los recursos materiales y sociales convirtiendo en irrecuperable a la naturaleza y descartando progresivamente al ser humano. Para ello cuenta con la tecnología suficiente. Y, así como ha vaciado a las empresas y a los estados, ha vaciado a la Ciencia de sentido convirtiéndola en tecnología para la miseria, la destrucción y la desocupación.
(...)
El gran capital ya ha agotado la etapa de economía de mercado y comienza a disciplinar a la sociedad para afrontar el caos que él mismo ha producido. Frente a esta irracionalidad, no se levantan dialécticamente las voces de la razón sino los más oscuros racismos, fundamentalismos y fanatismos. Y si es que este neo-irracionalismo va a liderar regiones y colectividades, el margen de acción para las fuerzas progresistas queda día a día reducido. Por otra parte, millones de trabajadores ya han cobrado conciencia tanto de las irrealidades del centralismo estatista, cuanto de la falsedades de la democracia capitalista. Y así ocurre que los obreros se alzan contra sus cúpulas gremiales corruptas, del mismo modo que los pueblos cuestionan a los partidos y los gobiernos. Pero es necesario dar una orientación a éstos fenómenos que de otro modo se estancarán en un espontaneísmo sin progreso. Es necesario discutir en el seno del pueblo los temas fundamentales de los factores de la producción.”

Los humanistas ofrecemos un modelo alternativo: una economía mixta donde haya libertad de empresas, pero con un papel activo por parte del Estado que no puede abandonar sectores estratégicos y, por supuesto, debe recuperar el control de los Bancos Centrales que hoy funcionan “autónomamente” por imposición de las modas e intereses neoliberales. El Estado debería garantizar también la salud y la educación pública, gratuita y de calidad para todos. Por otro lado, necesitamos una Banca Pública sin Interés, que (trabajando en libre competencia con la banca usurera y las cajas de ahorros que en la practica funcionan igual) financie a las familias y las empresas pero sin intereses crediticios. Se dirá que esto es imposible, pero lo cierto es que lo verdaderamente imposible es hacer una economía productiva bajo la tutela de la actual economía especulativa, que tiene en los bancos su más claro exponente. Por último, impulsamos la aprobación de una “Ley de propiedad participada de los trabajadores”, que beneficie fiscalmente a las empresas que se acojan a esta modalidad, donde los empleados participan en los beneficios y en la gestión de la empresa. De esta forma, trabajadores y empresarios, trabajando con trasparencia y en la misma dirección, tendrán muchas más posibilidades de adaptarse a la complicada situación presente y futura. Una economía mixta, con una banca pública sin interés y una empresa cogestionada, puede poner las bases para una sociedad realmente humana.

En síntesis, apoyamos la huelga y manifestaciones de los sindicatos, a la vez que reflexionamos sobre la necesidad de una economía al servicio del ser humano, de todos los seres humanos, afirmando que sólo superando el individualismo y el sinsentido será posible avanzar en otra dirección. El progreso será para todos o no será para nadie.

Partido Humanista
27 Septiembre 2010

26 sept. 2010

Por una Canarias JUSTA, construyamos la UNIDAD

Proyecto de convergencia de la diversidad política en Tenerife
Como nunca antes en esta mal llamada democracia, se abre la oportunidad histórica de que los descontentos del modelo seamos capaces de actuar como un solo cuerpo, rompiendo los límites estrechos de la exclusión política, económica, social y cultural. Esta oportunidad exige de nosotros responsabilidad y altura de miras: a este empeño responde nuestra voluntad unitaria.
Propósito:
  • Aunar voluntades
  • Poner en común nuestros objetivos
  • Comenzar un camino de acción conjunta
Nos preguntamos:
¿Puede ser este el momento de retomar las banderas de la esperanza y reconstruir las confianzas?
¿De sentar las bases para la construcción colectiva y conjunta de un espacio de acción y debate común capaz de dar a luz una alternativa política concreta y viable para enfrentar el modelo neoliberal, sustentado por los dos bloques en el poder (Derecha nacional que se apoya en los partidos nacionalistas locales o regionales y la socialdemocracia, que son las dos caras del mismo modelo?
Ubicación
Nuestra mirada y nuestra preocupación parte del vecindario, luego del municipio, para posteriormente ponerlo en cada isla, en Canarias, en España, a continuación en Europa, luego en otras Regiones y, por último, en lo universal); pero nuestra prioridad son los marginados, los trabajadores, los excluidos; nuestro esfuerzo está entre las mujeres, los niños y los ancianos, en las minorías. Nuestra lucha actual está con todos aquellos que buscan una vida más plena y feliz, una democracia real y participativa, una sociedad edificada sobre la equidad, la verdad y la justicia plena.
Aspiración

Creemos que es urgente poner en común nuestras voluntades para lograr la construcción de una nueva mayoría, en el medio plazo, que pueda crear una alternativa de transformación real de Canarias.

Una Canarias levantada sobre un modelo de desarrollo a escala humana, en que no tenga espacio la degradación que de nuestros recursos naturales hacen los grandes capitales transnacionales y locales, destruyendo nuestro entorno y manteniendo las brutales desigualdades sociales sobre las que edifican su riqueza.

Una Canarias regida por una nueva ética política y social, basada en la participación de las grandes mayorías, en la defensa férrea de la soberanía popular, expresada en un nuevo Estatuto de Autonomía cuyos contenidos y gestación sean efectivamente democráticos, garantizados por la realización de un Parlamento constituido por una amplia participación ciudadana y popular.

Una Canarias en el que cualquier forma de impunidad resulte completamente inaceptable y en el que el respeto de los DD.HH., en su más amplia acepción, sea la piedra basal de la convivencia democrática. 

Una Canarias con una educación y una salud dignas y al servicio de los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad; con trabajos estables y decentes; con una distribución de los ingresos y la riqueza basada en criterios democráticos y justos.

Creemos en una sociedad justa, solidaria y profundamente democrática, con sentido europeísta, pero sin dar la espalda a nuestros vecinos africanos y a nuestros hermanos latinoamericanos. Creemos en una Canarias que esté del lado de los pueblos en lucha contra la intervención extranjera, contra la guerra y contra la construcción de un mundo unipolar en lo económico, político y militar. 

Conclusiones

Con la fuerza de estas ideas nos autoconvocamos, e invitamos a todos aquellos que se sientan representados por lo aquí expresado a sumarse en este camino incipiente de unidad y futuros logros:

- A los luchadores de ayer y hoy

- A los activistas y militantes del movimiento social y popular

- A los miles de jóvenes que no creen en esta democracia de la exclusión

- A los que se han ido a sus casas cansados de la dispersión y las políticas cupulares

- A las bases honestas y críticas de la Socialdemocracia, que han visto como sus partidos hipotecaron las posibilidades de democratización y justicia social a cambio de una democracia empresarial y sin la gente

- A todos aquellos que se consideren progresistas y que aspiren a un mundo más humano y más justo

Convocamos a todos los que buscan construir una nueva alternativa para Canarias a sumarse en este empeño, a trabajar por:

- la unidad en la acción sin que nadie pierda su identidad;

- construir una plataforma programática única; 

- una lista al parlamento canario común; 

- una lista al cabildo común;

- listas municipales comunes;

- una candidatura presidencial que exprese nuestra voluntad antineoliberal; y 

- una práctica unitaria que se exprese en las luchas del movimiento social y popular, en sus organizaciones sociales y desde las bases.

Convocamos a todos a sumarse en esta senda que comienza hoy, y que supera con creces la pura contingencia.
Esa es nuestra voluntad, esa la invitación. A transitar juntos el camino de una Canarias justa y una nueva mayoría.
¡¡¡JUNTOS, PODEMOS MÁS!!!

Si quieres participar en este proyecto escríbenos al correo: 

22 sept. 2010

Carta del PH chileno para la Cápsula del Tricentenario. Para ser leída en 100 años más.

Con motivo del bicentenario de la independencia de Chile, en el centro de Santiago, se enterrará una cápsula con distintos objetos del momento actual, que se abrirá en el tricentenario (2110).
Esto es lo que los humanistas han incluido.

Hace 141 años atrás, un grupo de jóvenes que vivían una vida contraria al sistema imperante, se juntaron en Punta de Vacas, en el límite chileno-argentino para escuchar a un joven pensador, Silo, quien hablaría sobre No violencia activa, así como revolución social y espiritual simultáneas.

En medio de una época turbulenta, llena de movimientos juveniles contestararios y contraculturales que se rebelaban contra la guerra y el sistema capitalista, se genera el movimiento Siloísta, que más tarde se llamaría Humanista, y que da origen a distintas organizaciones bajo tal inspiración:
  • El Centro de las Culturas
  • La Comunidad para el Desarrollo Humano
  • Mundo sin Guerras
  • Centro Mundial de Estudios Humanistas
  • Partido Humanista Internacional.
No violencia, rebelión, irreverencia, revolución social, igualdad, justicia social, cooperativismo, transformación interna, mística, respeto a la diversidad personal y cultural, ecologismo social, libertad de opción, son algunas de las ideas que han marcado los más de 40 años de Historia del Movimiento, y por tanto, del Partido Humanista en el mundo. Es por eso que nos las hemos jugado de manera voluntaria y arriesgada.

La coherencia entre el sentir, pensar y actuar ha sido nuestra medida en el accionar. Creemos que hay cosas correctas por hacer, en pos de la construcción de un mundo más humano y pleno de sentido para nuestras vidas.

En medio de la décadas de 1980's, en Chile y latinoamérica, se lanzan los primeros Partidos Humanistas, cuya lucha por la libertad en medio de atroces dictaduras militares, generan nuevas y alegres formas de salir de esas oscuras partes de nuestra historia.

Ya en los 90s, a inicios de la incipiente democracia chilena, los humanistas participamos del primer gobierno, período en el que prima la figura de nuestra diputada electa, Laura Rodríguez R., quien se anticipa en el tiempo, presentando proyectos de ley que favorecen el Divorcio, el derecho legal a abortar por parte de las mujeres que así lo definan, el servicio militar optativo, derechos de las dueñas de casa, y un largo etc, que marcan la gestión de una diputada rebelde y transformadora.

En 1992, Laura parte de este mundo, tras un cáncer fatal. Los humanistas comenzamos una búsqueda y nos separamos de la Concertación, cuyo proyecto inicial estaba siendo traicionado por sus dirigentes, en pos de consolidar un sistema neo-liberal inhumano y violento.

A inicios de los 2000, nuestra lucha por la Paz, contra la globalización del capital y las guerras imperiales, hacen que converjamos en un proyecto político con diversos sectores de la izquierda política chilena, llamado: Juntos Podemos.
El 2005, Tomás Hirsch, un humanista-siloísta, lidera a toda la izquierda chilena, en un proyecto místico, revolucionario y no violento que llega a buenos resultados, siendo él candidato presidencial de este nuevo conglomerado que aspira a constituir una tercera opción política y social.
Y es que durante años, los esfuerzos de miles de sentidos militantes del Humanismo, hicieron crecer nuestra voz en el mundo estudiantil, gremial (profesores, trabajadores sociales, subcontratistas del Cobre, etc), comunal, barrial, antimilitarista, ecologista y un largo etc, ayudaban en el triunfo de una cierta influencia humanista en nuestro país.

Hoy, en el 2010, tras el esfuerzo de muchos, que sería imposible de nombrar, una nueva generación se hace cargo de los destinos de este partido, y a su presidente le toca escribir esta carta, que intenta retratar décadas de esfuerzo e intención, puestas en el cambio radical del status quo del desigual y violento Chile del Bicentenario.

Y es que no hay mucho que celebrar: entre represión a los pueblos mapuches e indígenas, la contaminación de zonas protegidas en manos de Hidro y Termoeléctricas, la desigualdad endémica entre ricos y pobres, la violencia social desatada y deshumanizada, la falta de sentido de la vida, la discriminación hacia inmigrantes, gays, jóvenes, adultos mayores, mujeres, etnias, etc y una sociedad construida en base a criterios economicistas vacíos, hoy los humanistas, en medio de un cambio interno profundo, seguimos en el intento de esa revolución que plantea la construcción de una nueva Civilización planetaria, humana, creativa y libertaria. Y es que amando la realidad que construimos, insistimos en la necesidad de esa transformación profunda y radical. No queremos seguir lamentándonos, queremos organización de la gente y ganas por superar este mundo que nos duele, pero que nos alienta a seguir adelante.

Los Humanistas chilenos que vivimos el Bicentenario, nos imaginamos que en 100 años más el mundo estará, en gran medida humanizado, tenemos la intención de ir generando condiciones para que la gente despierte y no siga siendo zombie que no cuestiona cosa alguna. ¿Es así?
Esperamos que en ese Chile, el derecho a la Salud, la Educación, la Vivienda, la Cultura, la recreación y la vida digna e integral, sean completamente respetados por un Estado responsable y una sociedad organizada activamente. ¿Es eso así?

Nos imaginamos que ya en el 2110, los ejércitos serán cosa de un pasado prehistórico, y que los seres humanos serán el valor cental, independiente de su raza, su religión o ateísmo, su cultura, sus ideas, y un largo etc. ¿Es esto así?
En el 2110 vemos un Chile posible sin fronteras, es decir, pueblos integrados a nivel mundial en base a la cultura de la Paz. Vemos que será al fin posible una sociedad sin injusticia social ni diferencias de clases, en donde todos tienen la oportunidad de disfrutar la vida y de sus potencialidades. ¿Es así no es cierto?

La imagen de ese otro mundo posible, nos mueve.
Y tú ciudadano chileno o planetario del 2110, aunque no lo creas, o aunque lo estés viendo, desde el pasado y la memoria, nuestras voces gritan con alegría y determinación: ¡Seguimos en el intento!

No nos olvides

Mucha Paz, Fuerza y Alegría para todos ustedes

Desde el pasado proyectado al futuro.

Partido Humanista chileno y su actual Presidente Danilo Monteverde
18-09-2010



19 sept. 2010

Partió Silo, el Maestro, pero también el amigo y orientador

El jueves 16 ha fallecido en Mendoza, Mario Luis Rodríguez Cobos, (SILO), un argentino universal.


Las referencias personales que da Silo son escuetas: su nombre es Mario Luis Rodríguez
Cobos, nació en Mendoza el 6 de enero de 1938. Está casado con Ana Cremaschi, es padre de
Alejandro y Federico y reside en un pequeño pueblo (Chacras de Coria) en los alrededores de
Mendoza. Es escritor y, desde hace unos años, abandonó parcialmente sus actividades
agrícolas.


Sus principales obras publicadas son: Humanizar la Tierra, Contribuciones al Pensamiento, El
día del león alado, Experiencias guiadas, Mitos raíces universales, Cartas a mis amigos,
Diccionario del Nuevo Humanismo, Habla Silo y Apuntes de Psicología. También se han editado
dos tomos de sus obras completas. Estos libros se han traducido y publicado en los principales
idiomas, lenguas y dialectos y es lectura corriente de jóvenes contestatarios, de la Nueva
Izquierda, de humanistas, ecologistas y pacifistas.


A partir del año 2002, Silo impulsa El Mensaje, una dimensión espiritual.


Si hubiera que esquematizar un perfil, diríamos que Silo es el ideólogo de una corriente de
pensamiento: Nuevo Humanismo o Humanismo Universalista (o Humanismo Siloísta, aunque él
rechace esta denominación); un movimiento político-social no violento: el Movimiento
Humanista, y una expresión espiritual: El Mensaje.


La doctrina de Silo abarca, en suma, los temas fundamentales que interesan al ser humano.


Partió el Maestro, también el amigo y el orientador. Más que una noticia triste, la muerte de Silo, es una noticia extraña. Tiene la virtud de hacer reflexionar profundamente sobre la propia existencia. Trae consigo preanuncios de la propia partida y de toda la generación con la que compartimos un tiempo histórico, pero también nos recuerda todo lo que nos queda por entregar al mundo.

 

Con su muerte nace el Guía Profundo, el Gran Espíritu, que en su ausencia instala una gigantesca copresencia. Algo en mí lo busca en lo insondable y, con eso, algo en mí se peralta, se enaltece inefablemente.

 

Hablo con él, con la representación de su recuerdo. Su imagen se independiza de mi intención y me señala las tareas, las misiones que en su momento me encomendara.

 

Por lo pronto, la de comenzar a andar sobre mis propios pies.

 

Sé que ni una sola letra más saldrá de su pluma, pero reparo, casi sin querer, en todos los tesoros que dejó. Están allí, a la vista, generosamente expuestos para quien quiera servirse. A pesar de ser inagotables, son apenas pistas, indicios, direcciones, del largo camino a recorrer por nosotros y las generaciones futuras.

 

Espero que el sorprendente amor y la incontenible gratitud que experimento hoy hacia él me guíen, en mi día, nuevamente hacia su presencia luminosa.

 

   

    Cuando se habló de las ciudades de los dioses adonde quisieron arribar numerosos héroes de distintos pueblos; cuando se habló de paraísos en que dioses y hombres convivían en original naturaleza transfigurada; cuando se habló de caídas y diluvios, se dijo gran verdad interior. 


    Luego los redentores trajeron sus mensajes y llegaron a nosotros en doble naturaleza, para restablecer aquella nostálgica unidad perdida. También entonces se dijo gran verdad interior.


    Sin embargo, cuando se dijo todo aquello colocándolo fuera de la mente, se erró o se mintió.


    Inversamente, el mundo externo confundido con la interna mirada obliga a ésta a recorrer nuevos caminos.


    Así, hoy vuela hacia las estrellas el héroe de esta edad. Vuela a través de regiones antes ignoradas. Vuela hacia afuera de su mundo y, sin saberlo, va impulsado hasta el interno y luminoso centro... Silo, la Mirada Interna


Paz, fuerza y alegría