25 ene. 2009

La nueva constitución de Bolivia es Humanista, Justa e Inclusiva

La nueva constitución de Bolivia que se votará el próximo 25 de Enero, es humanista, ecologista, justa, inclusiva y no violenta. Estamos ante un referente fundacional de una nueva sociedad que debe ser tomado muy en cuenta por Latinoamérica y el mundo.

Si al menos su artículo décimo, el rechazo de la guerra como método para resolver conflictos internacionales, se incluyera en todas las constituciones del mundo, ya se tendría un nuevo panorama mundial. Pero también el artículo 344, que no sólo prohíbe la fabricación de armas nucleares y biológicas, sino que además impide su tránsito por territorio boliviano.

Explicita en su articulado que para el estado boliviano, el ser humano es el valor central y por tanto vela por la justa distribución de la riqueza.

Promueve la educación de la No Violencia y la Educación Humanista en su sistema educativo.

Además de la propiedad privada, promueve la empresa estatal y la coparticipación de los trabajadores en las decisiones de reinversión de utilidades.

Permite la elección directa de los máximos cargos del poder judicial, perfeccionando la democracia.

Permite la consulta popular para cualquier ley que afecte a cualquiera de las etnias.

Es Descentralizada, dando autonomía a regiones y municipios.

Es Participativa, dando la voz a aquellos ciudadanos y culturas postergados durante siglos.


Es Progresista, buscando modelos nuevos para salir del atraso y la pobreza.

Es Solidaria, aceptando además de la propiedad privada, otras formas sociales de propiedad

Es Profunda, surge de la sabiduría profunda de los pueblos y no busca una nueva revancha contra los que dominaban con anterioridad sino un modelo inclusivo y diverso donde todos tengan oportunidades

Es Innovadora, defendiendo la soberanía alimentaria como un derecho básico y defendiendo también el cuidado del la Pacha Mama como una obligación moral frente a las futuras generaciones.

Es No Violenta, la Primera Constitución en la Historia que excluye a la guerra como forma de solucionar conflictos entre países vecinos.

Por todo lo anterior, los Humanistas de Latinoamérica y del mundo apoyamos resueltamente este gran paso que da el pueblo boliviano.

Los Humanistas decimos SI a la nueva Constitución

Tomás Hirsch, Vocero del Humanismo para Latinoamérica

17 ene. 2009

Pedimos soluciones No Violentas

En las manifestaciones que se están llevando a cabo por todo el país denunciando la invasión y las matanzas en Gaza, se muestra cada vez con más fuerza una postura no violenta ante el conflicto, orientada a la conciliación entre las partes y en apoyo a las fuerzas que se oponen a toda forma de violencia.

Centenares de miles de personas de diferente signo político están saliendo a las calles en todo el país, pidiendo el cese de la ocupación palestina. Organizaciones sociales, artistas, personajes públicos y miles de personas de a pie, indignadas por las matanzas que se está produciendo en Gaza, manifiestan en estos días su indignación y reclaman que el ejército israelí cese el genocidio y termine con el bloqueo al pueblo palestino.

Entre los diferentes eslóganes, denunciando la matanza de miles de personas indefensas, llaman la atención las voces de quienes, sin ser comprendidos por muchos, pedimos soluciones no violentas. Mayor Zaragoza –ex director general de la UNESCO y portavoz en la manifestación de Madrid- explica “estamos en contra de la utilización de toda forma de violencia. Todas las guerras se pierden pero ésta especialmente”. Artistas como la actriz y cantante Ana Belén se manifiestan también a favor del diálogo como primera medida.

Y organizaciones sociales, como el Partido Humanista, Centro de las Culturas o Mundo sin Guerras entre otras, apoyan la postura de los pacifistas israelíes y palestinos, quienes a riesgo de ser encarcelados, se están manifestando públicamente pidiendo el cese del fuego por ambas partes. Pau Segado, portavoz de los humanistas, concreta “...la prioridad es parar la ocupación, parar la invasión genocida y apoyar a las fuerzas que se oponen a toda forma de violencia. Apoyamos en este momento la postura del PC israelí, quien reclama que cese la violencia por ambas partes”.

Las protestas siguen, y se preparan nuevas movilizaciones para intentar parar la muerte de miles de personas indefensas. En Málaga, Las Palmas, Tenerife, Vigo, Barcelona, Valencia, Madrid, etc. se han sucedido las manifestaciones y se preparan nuevas acciones para denunciar y tratar de parar esta masacre.