23 ene. 2012

Campaña x escudo antimisiles: Si quieres un mundo mejor, desarma al sistema


En un mundo donde el dinero es el valor central, la guerra es un gran negocio. Es la cara más cruel de un sistema que se sustenta en la violencia y obtiene beneficios económicos a costa del sufrimiento humano.  

Por supuesto que las múltiples ramificaciones de la industria militar, así como la banca y los gobiernos forman parte de este juego monstruoso que nos afecta a todos. Mediante el discurso de la creación de puestos de trabajo, la promesa de seguridad o los compromisos con supuestos aliados internacionales, los gobiernos chantajean a las poblaciones. Ante este aparente beneficio, muchos miran hacia otro lado, convirtiéndose con su pasividad en partícipes de la inmoral maquinaria del sistema. Sin embargo, sea cual sea la situación económica, no haremos cualquier cosa por dinero.



El “escudo antimisiles” que se quiere instalar en Rota es un paso más en esta alocada carrera armamentista. Bajo la excusa de la creación de puestos de trabajo, se camuflan instalaciones ofensivas que convierten a nuestro país en cómplice de quienes quieren imponer su política y beneficios económicos con la fuerza de las armas.  
  
En campaña en la Puerta del Sol
Pero desarmar el sistema no sólo significa parar la principal fábrica de sufrimiento: también significa cambiar el sistema de valores. Trabajar por el desarme tiene sentido personal porque pone por delante la propia coherencia personal que se niega a ser cómplice de la violencia; y tiene sentido social porque cambia su dirección destructiva.

Un pueblo que se niega a participar en este negocio está desarmando el sistema de raíz. Esa elección modificará muchas otras acciones hacia la generosidad y la no-violencia. Y un mundo nuevo empezará a surgir.

La esperanza de este mundo nuevo está en las manos de las mujeres  y hombres valientes.
  •     No al escudo antimisiles en Rota
  •     Desmantelar los arsenales nucleares
  •     Desarme progresivo y proporcional de armamento convencional
  •     Retirada de las tropas españolas de cualquier territorio ocupado
  •     Renuncia a la guerra como método para resolver conflictos
  •     Salida de España de la OTAN


 www.partidohumanista.es

9 ene. 2012

Dicen que hay crisis ¿De qué crisis estamos hablando?

por Olivier Turquet**. Pressenza, Florencia, 8/8/2011.
Guillermo Sullings

Dicen que hay crisis, ¿De qué crisis estamos hablando?

Se habla de crisis porque las crisis coyunturales son noticia y hay que hablar de ellas, y preocuparse por ellas, conforme a lo propuesto por los formadores de opinión de los medios. Pero pocas veces se habla de los problemas de fondo de la economía capitalista, porque eso no es noticia. Y en realidad estas crisis sucesivas, no son otra cosa que los estallidos visibles de un gran problema de fondo. Desde luego que si nos ponemos a hablar de todas las contradicciones del capitalismo, se nos haría muy largo; pero tomemos una que es central: la inequitativa distribución del ingreso. De ella derivan muchos de nuestros actuales males; en primer lugar por razones obvias, ya que al generar marginación y desigualdad, produce un creciente sufrimiento en las poblaciones. Pero además, como la merma en el poder adquisitivo de las poblaciones atenta contra la continuidad del sistema consumista, el único modo de poder mantener los niveles de consumo ha sido a través del endeudamiento creciente: endeudamiento de las personas, de las empresas y de los gobiernos. Y cuando el endeudamiento llega a niveles inmanejables, estallan las crisis financieras. Y entonces comienza la pantomima hipócrita de los sostenedores de este sistema perverso, acusando a algunos gobiernos de endeudarse irresponsablemente, y a los pueblos de haber consumido a crédito más allá de su solvencia. Y desde luego que algo de cierto hay, pero lo que no nos dicen es que los mismos sostenedores de este sistema son los que promovieron el endeudamiento para que hagan negocios sus bancos, y son los que promovieron el consumismo para que hagan negocio las grandes empresas. Y entonces llegan los ajustes, el desempleo, la recesión, el empobrecimiento; pero eso no es por la crisis; lo que la crisis hizo fue hacer caer la ilusión de que el sistema funcionaba bien. O sea que en definitiva estamos hablando de una crisis de fondo del sistema capitalista, una crisis terminal que lleva irremediablemente al colapso, si no se resuelve la gran contradicción de la distribución del ingreso, y su correlato financiero que es la creciente y exponencial canalización de los recursos financieros hacia la especulación y la usura.

¿Cuál es la relación entre capital especulativo y productivo?

Difícil e inútil cuantificarlo, ya que la volatilidad, y a veces clandestinidad, de los recursos financieros especulativos los vuelve inmensurables. Pero basta saber que los recursos especulativos multiplican ampliamente a los productivos. Porque podemos llegar a contar la cantidad de vacas que hay en el campo, o la cantidad de fábricas; pero si esas vacas o esas fábricas luego son garantía de un préstamo, y ese préstamo apalanca a un título, y ese título respalda otro préstamo, y así siguiendo, ya ni se sabe donde estamos parados. Y si todo eso además cotiza en bolsa, y compran y venden acciones los apostadores, o toman posiciones y luego se salen los Hedge Funds o algún otro especulador, los valores nominales de todo eso pueden resultar totalmente variables, por no hablar de lo ficticio de su valor real. Y así van estallando las burbujas financieras, una y otra vez, burbujas cada vez más grandes y más globalizadas. Y en realidad no interesa comprender esa compleja alquimia financiera, lo que interesa saber es el fondo de la cuestión: en el sistema capitalista actual, es más rentable especular que producir, es más rentable prestar y endeudar, que generar empleo. Que los hipócritas no nos confundan, acá el problema no es si tal o cual país se endeudó demasiado y debe hacer un ajuste sacrificando a su pueblo; acá el problema es que el sistema capitalista actual ya no funciona.

¿A qué se refiere con los hipócritas?, y ¿Qué debiera hacer Europa, qué debieran hacer los gobiernos?

La hipocresía está en muchos terrenos. Empezando por las calificadoras de riesgo, como Stándar & Poor´s, que ahora genera una estampida en las bolsas al bajar la calificación de la deuda de USA, mientras que en su momento calificó excelentemente a los activos respaldados por hipotecas basura que desataron la crisis. Crisis financiera a la que tanto USA como otros gobiernos respondieron salvando a los bancos (para lo cual aumentaron su endeudamiento público, lo que hoy les genera la baja calificación). Pero esta hipocresía de las calificadoras no es un problema particular de ellas, ya que son meros testaferros de los capitales especulativos. Y desde luego que también está la hipocresía en los gobiernos, que han sido en buena parte cómplices del desmadre financiero, ya sea por acción u omisión. Y son cómplices los que prestaron y los que se endeudaron, porque todos han hecho negocio, sabiendo que en última instancia siempre es el pueblo el que paga los ajustes. Y son cómplices los gobiernos que decidieron salvar a los bancos, en lugar de ocuparse de las personas y haber estatizado el sistema financiero. Por eso es muy difícil decir qué debieran hacer los gobiernos de Europa o la Unión Europea en su conjunto, porque allí abundan personajes cuyos intereses están muy comprometidos con los del poder económico, más que con sus pueblos. Y lo mismo pasa en USA y en buena parte del mundo. La democracia formal alterna en el poder político a los representantes del poder económico. Pero si hiciéramos un ejercicio de imaginación, y creyéramos que los gobiernos por una vez responderán a las necesidades de sus poblaciones, lo que debieran producir es una transformación profunda del sistema económico y financiero. Acá el balance siempre da en rojo para la mayor parte de la población y los estados, porque la contrapartida son las espectaculares ganancias del capital especulativo, de la banca, de las grandes empresas, y sus socios de la política. Y mientras ese rojo en el balance siga creciendo, crecerá el endeudamiento, las burbujas y los estallidos serán cada vez mayores hasta el colapso. Hay que resolver ese desbalance y obligar a que la riqueza se redistribuya. Hay que forzar la inversión productiva del capital financiero y la reinversión productiva de las ganancias de las empresas. El sistema financiero debe ser manejado por los estados y los estados deben ser manejados por una democracia real y no formal. En otras palabras, hace falta una revolución, no-violenta, pero revolución. Y no veo a los gobiernos europeos con esa intención, y mucho menos al gobierno de USA, cuyo congreso no aprobó siquiera el aumento de impuestos a los sectores más ricos para reducir el déficit. Así que será la gente la que tendrá que cambiar los gobiernos…y ganas no faltan, a juzgar por la ola de protestas que hay en el mundo.

¿Considera que las manifestaciones de las poblaciones, sobre todo de los jóvenes, van en dirección de esa revolución?

Yo creo que esa es la aspiración de fondo en todas las movilizaciones que ha habido. En Egipto, en Grecia, en España, en Islandia, en Portugal…en buena parte de Europa y muchos lugares del mundo. En general son manifestaciones no-violentas, y eso está muy bien, a pesar de que ocurra como en Chile, donde los carabineros se camuflan como manifestantes para lanzar piedras y confundir a la gente, la mayor parte de la población apuesta a las manifestaciones no violentas. Y no nos confundamos por casos como el de Inglaterra, donde la catarsis social cobra ribetes violentos como hace un tiempo ocurrió en Francia; porque no estamos de acuerdo con esa violencia, pero debe quedar claro que la mayor responsabilidad está en los gobiernos y en el sistema, que margina a la gente, genera desesperación y resentimiento, y entonces aparecen brotes violentos. Pero es totalmente posible y necesario llegar a cambios profundos por la vía de la no-violencia, con imaginación, con organización, con convicción, con ideas, y sobre todo con una nueva moral.

¿A qué se refiere con una nueva moral?

Bueno, a muchas cosas, que van desde el sentido de la vida hasta el trato que debiéramos dar a otros. Pero como este reportaje es sobre temas económicos, diría que mucho hay que cambiar en nuestra cultura y nuestros valores si queremos cambiar al sistema, y eso ya no depende solo de los gobiernos, sino de la voluntad de las poblaciones. Porque el virus del individualismo ha calado muy hondo y a muchos no les importa lo que pase con los demás, y solamente se movilizan cuando ven afectados sus propios intereses. Y porque el virus del consumismo no encuentra anticuerpos en una sociedad ávida de llenar su vida con objetos materiales para rellenar su vacío interior. Y esto es clave, porque así como el capitalismo salvaje se construyó en base a valores de individualismo, para poner en marcha una nueva economía, hará falta una sociedad más solidaria. Y porque si no variamos la matriz consumista, no solamente seguiremos idiotizándonos, sino que matemáticamente será imposible la equidad distributiva, ya que más de 6.000 millones de personas ejercitando el actual modelo de consumismo, necesitarían 5 planetas más para proveerse. Y no le echemos la culpa a los chinos o a los hindúes de que contaminan porque quieren crecer y desarrollarse con nada menos que el 40 % de la población mundial. O culparlos de que nos quitan fuentes de trabajo en occidente porque la mano de obra en esos países es más barata que en Europa o en USA. ¿Volveremos al proteccionismo para garantizar el derecho al trabajo fronteras adentro?, ¿Y el derecho al trabajo de los de fronteras afuera vale menos? Es un lío, pero hay que salir de él avanzando y no retrocediendo. ¿Y si con el proteccionismo no alcanzara para asegurar el empleo de los ciudadanos, que haremos, expulsar a los inmigrantes? De ninguna manera, estamos en un problema mundial, y hay que dar respuestas mundializadoras, avanzando hacia una Nación Humana Universal, con una nueva moral, con menos individualismo, más solidaridad, menos consumismo, y entonces si podrá germinar un nuevo sistema económico más equitativo. Pero para esto último, lo más urgente es arrebatar el sistema financiero a los especuladores y ponerlo al servicio de la inversión productiva. Y entonces habrá que asegurar que esa reinversión productiva genere empleos en los que se distribuya mejor el ingreso, y habrá que potenciar una matriz productiva diseñada para otro tipo de consumo, sustentable y dignificante. Todo eso habrá que hacer, pero lo primero, antes que nada, es sacarle el poder a la banca. Ni más ni menos.

* Guillermo Alejandro Sullings, economista argentino autor del libro “Más allá del Capitalismo, Economía Mixta”.

** Italian Pressenza Editor. Director of the humanist press agency "Buone Nuove".

Artículo original: http://www.pressenza.com/npermalink/entrevista-a-guillermo-sullingsx

7 ene. 2012

Campaña de recogida de firmas para que se convoque un REFERÉNDUM VINCULANTE de ratificación del tratado firmado con la otan para la instalación en la base naval de Rota de "ESCUDO ANTIMISILES"

Como ciudadano español deseo expresar mi más profundo rechazo a que España asuma ser el Escudo Antimisiles de la OTAN a través de la base naval de Rota, Cádiz.

Entiendo que instalar el componente naval del escudo antimisiles en suelo español nos convierte en blanco de ataques y permite la militarización del espacio, otorgando el control de recursos mundiales al eje OTAN en esta guerra económica que ignora el derecho a una vida digna y en paz de toda la humanidad.

La rapidez y sorpresa con que se ha hecho, junto a la escasa difusión mediática del proyecto y el ridículo intento de justificarlo con la creación de puestos de trabajo indirectos en la zona de influencia de la base, condenada a convertirse en la cantina de la US Navy, hacen sospechar que el proyecto es de alto riesgo. Esto, una vez más, ha dejado de lado la opinión y el debate entre los ciudadanos por lo que solicito que se convoque inminentemente un referéndum vinculante sobre esta importante cuestpoión para que podamos decidir entre todos la conveniencia o no de instalar dicho dispositivo militar en suelo español.

Si estás de acuerdo con todo ello, cumplimenta el formulario a través de este enlace: 

4 ene. 2012

Mapa del escudo antimisiles de la otan

A inicios de diciembre, pese al rechazo de Rusia, la OTAN ha comenzado los trabajos de instalación de los componentes estratégicos del escudo antimisiles norteamericano en Rumanía. Según el acuerdo entre EE. UU. y este país de Europa oriental, en 2015 Rumanía acogerá misiles interceptores SM-3 como parte del escudo estadounidense, que serán instalados en una base aérea del país.
Rusia no puede permitirse gastos
Tras la decisión de Washington de continuar la carrera armamentística e instalar su sistema antimisiles en Europa, Rusia activó sus sistemas de misiles de corto alcance Iskander en la zona de su enclave occidental, Kaliningrado.
Después de que Moscú declarara que dará una ‘respuesta simétrica’ como reacción ante la amenaza que representa el programa de Washington en suelo europeo, la Casa Blanca ‘despertó’ en apariencia y comenzó a dar marcha atrás. Al menos, es lo que muestran con evidencia las declaraciones de Gottemoeller de este domingo.
Aun así, el presidente de Rusia, así como los altos diplomáticos del país, habían declarado muchas veces que Rusia “no puede permitirse gastos”, pero que al mismo tiempo hace falta seguir las negociaciones con Washington sobre la defensa antimisiles.

1 ene. 2012

Palabras de Silo ( 1ª celebración anual del Mensaje)


"...podemos intentar siempre cambiar las cosas y cambiarnos a nosotros mismos.

Este es el intento que vale la pena vivir porque es la continuación de las mejores aspiraciones de la gente buena que nos ha precedido. Es el intento que vale la pena vivir porque es el antecedente de las futuras generaciones que transformarán al mundo".

Silo. 4-5-2004.





Palabras de Silo con motivo de la primera celebración anual del Mensaje.
Punta de Vacas, 4 de Mayo de 2004

Queridos amigos.

Hemos fracasado... ¡ pero insistimos!
Hemos fracasado pero insistimos en nuestro proyecto de humanización del mundo.
Hemos fracasado y seguiremos fracasando una y mil veces porque montamos en alas de un pájaro llamado "intento" que vuela sobre las frustraciones, las debilidades y las pequeñeces.

Es la fe en nuestro destino, es la fe en la justicia de nuestra acción, es la fe en nosotros mismos, es la fe en el ser humano, la fuerza que anima nuestro vuelo.

Porque no es el fin de la Historia, ni el fin de las ideas, ni el fin del hombre, porque no es tampoco el triunfo definitivo de la maldad y la manipulación, por eso es que podemos intentar siempre cambiar las cosas y cambiarnos a nosotros mismos.

Este es el intento que vale la pena vivir porque es la continuación de las mejores aspiraciones de la gente buena que nos ha precedido. Es el intento que vale la pena vivir porque es el antecedente de las futuras generaciones que transformarán al mundo.

Dos grandes almas que lucharon contra la discriminación y la injusticia acompañan nuestro encuentro. Guías inspiradores de la no-violencia: Mahatma Gandhi y Luther King, supieron del fracaso pero jamás cejaron en su intento. Hoy están muy presentes en nuestra mente y en nuestro corazón. 

En este desgraciado mundo en que la fuerza y la injusticia se enseñorea por campos y ciudades, ¿cómo es que se piensa acabar con la violencia? ¿¡Cómo es que se piensa acabar con la violencia...!?
Tal vez piensen que son un ejemplo inspirador de las nuevas generaciones cuando disfrazados de video juego despotrican contra el mundo; cuando amenazan en la peor muestra de matonaje; cuando, finalmente, envían a sus muchachos a invadir, a matar y a morir en tierras lejanas. ¡Este no es un buen camino ni un buen ejemplo!
Tal vez piensen que volver a las primitivas prácticas de la pena de muerte, será un gran ejemplo social.
Tal vez piensen que penalizando progresivamente el delito cometido por niños, desaparecerá el delito... ¡o desaparecerán los niños!
Tal vez crean que trasladando la práctica de la "mano dura" a las calles, las calles serán seguras.

Por cierto que estos problemas existen y se multiplican en el momento actual, pero con un enfoque violento de la violencia no resultará la paz.

No resultará la paz desde esta visión zoológica de la vida que propicia la lucha por la supervivencia, la lucha por el predominio del más apto. No resultará ese mito. No resultará la paz manipulando las palabras o censurando las genuinas denuncias que se hacen contra todo atropello y toda atrocidad que se comete contra los seres humanos. A estas alturas me cuidaré de no mencionar a los "derechos humanos" porque también han sido vaciados de contenido y falseados en su significado. ¡Ahora sucede que se bombardea a las poblaciones indefensas para proteger sus derechos humanos...!

No resultará la paz de esa visión zoológica de la vida que propicia un orden social en base a premios y castigos trasladando la domesticación animal al honorable ciudadano que comienza a entrenarse en la desconfianza, la delación y el mercadeo de sus afectos.

"Pero algo hay que hacer", se escucha en todas partes. Pues bien, yo diré que hay que hacer, pero de nada valdrá decirlo porque nadie lo escuchará.

Yo digo que en el orden internacional, todos los que están invadiendo territorios deben retirarse de inmediato y acatar las resoluciones y recomendaciones de las Naciones Unidas.

Digo que en el orden interno de las naciones se debería trabajar por hacer funcionar la ley y la justicia por imperfectas que sean, antes que endurecer leyes y disposiciones represivas que caerán en las mismas manos de los que entorpecen la ley y la justicia.
Digo que en el orden doméstico la gente debería cumplir lo que predica saliendo de su retórica hipócrita que envenena a las nuevas generaciones.

Digo que en el orden personal cada uno debería esforzarse por lograr que coincidiera lo que se piensa con lo que se siente y lo que se hace, modelando una vida coherente y escapando a la contradicción que genera violencia.

Pero nada de lo que se diga será escuchado. Sin embargo, los mismos acontecimientos lograrán que los invasores se retiren; que los duros sean repudiados por las poblaciones que exigirán el simple cumplimiento de la ley; que los hijos recriminen a sus padres su hipocresía; que cada uno se recrimine a sí mismo por la contradicción que genera en sí y en los que lo rodean.

Estamos al fin de un período histórico oscuro y ya nada será igual que antes. Poco a poco comenzará a clarear el alba de un nuevo día; las culturas empezarán a entenderse; los pueblos experimentarán un ansia creciente de progreso para todos, entendiendo que el progreso de unos pocos termina en progreso de nadie. Sí, habrá paz y ¡por necesidad!, se comprenderá que se comienza a perfilar una nación humana universal.

Entre tanto, los que no somos escuchados trabajaremos a partir de hoy en todas partes del mundo para presionar a los que deciden, para difundir los ideales de paz en base a la metodología de la no-violencia, para preparar el camino de los nuevos tiempos.

Sí, vale la pena que este Mensaje y este Humanismo Universalista cobren fuerza. ¡Vale la pena! Vale la pena que la gente joven engrose esta Fuerza Moral como una variante de la Historia... que este caudal sea incontenible y se escuche su rumor en todas las lenguas de la Tierra. Entonces, las nuevas generaciones empezarán a enseñar a las adultas con un nuevo afecto y una nueva comprensión.

Finalmente, amigos, yo quiero compartir con todos esta certeza profunda que dice: "lo Sagrado está en nosotros y nada malo puede ocurrir con esta búsqueda de lo profundo y lo Innombrable". Creo que algo muy bueno ocurrirá cuando los seres humanos encuentren el Sentido tantas veces perdido y tantas veces reencontrado en los recodos de la Historia.

Yo quisiera, amigos, que se escuchara el Mensaje de lo Profundo. No es un Mensaje estridente, es un mensaje muy quedo que no se puede escuchar cuando se lo quiere atrapar. 

Yo quisiera, amigos, transmitir la certeza de la inmortalidad. Pero, ¿cómo podría lo mortal generar algo inmortal? Tal vez deberíamos preguntarnos sobre ¿cómo es posible que lo inmortal genere la ilusión de la mortalidad?

Qué bueno es estar aquí juntos considerando el presente y el futuro. Qué bueno es que en este momento estén presenciando este encuentro miles de amigos en distintas latitudes. Pero, por otra parte, ya no vale que busquemos lugares alejados para expresarnos, sin ofender a nadie, porque estas palabras están llegando muy lejos. Entonces, será necesario pedir disculpas a quienes se hayan sentido agredido por nuestros decires que sin duda no han buscado personalizar sino más bien referirse a situaciones y momentos históricos puntuales.

Mientras las palabras van muriendo en calma nuestras miradas las reemplazan... 
Nuestras miradas se encuentran y se comprenden en profundidad. 
Saludamos a todos de todo corazón.