27 feb. 2011

Breve análisis del Borrador de Reglamento de Extranjería


Diego Boza | 27 febrero 2011 |

Esta pasada semana, por fin, ha visto la luz el Borrador del nuevo Reglamento de Extranjería derivado de la reforma de la Ley. Y decimos que, por fin, porque en la Ley Orgánica, aprobada en diciembre de 2009, se establecía un plazo de seis meses para que el Gobierno redactara y aprobara este Reglamento. Sin embargo, este plazo se ha visto ampliamente superado y el Gobierno se ha retrasado un año y tres meses en cumplir este compromiso.

Una vez con el texto entre las manos, lo que primero llama la atención en el Reglamento es su longitud. Frente a los 165 artículos que tiene el Reglamento actual, el Proyecto acumula un total de 264 artículos. Ello es muestra de un afán regulacionista de los redactores del Reglamento que, en algunos casos, hay que considerar positivo esencialmente porque trata de poner fin a algunas cuestiones en las que hasta ahora había una gran arbitrariedad por parte de las Subdelegaciones del Gobierno.

Por ejemplo, se especifican cuáles son los medios económicos necesarios para poder tramitar una reagrupación familiar, los gastos de estancia de un estudiante, la residencia temporal no lucrativa… todos ellos estimados a partir del IPREM y, en algunos casos, con cantidades que podemos considerar excesivas para la finalidad que persiguen. Es el caso de las exigencias para la reagrupación familiar porque se mantiene la concepción de subordinar el derecho de reagrupación familiar a una buena posición económica, no sólo para su concesión sino también para su renovación.

El Borrador del Reglamento no camina en la línea de una equiparación de derechos entre extranjeros y nacionales que sería la línea más adecuada desde la perspectiva de los derechos humanos. Pero no es así. El Borrador llega al sinsentido de incorporar, en el artículo 252, que los extranjeros que incumplan con el ordenamiento jurídico serán sancionados, una inclusión que, por su obviedad, parece un mensaje para ciertos sectores de la opinión pública.

Ciertamente, su condición de Reglamento y su incardinación dentro del ordenamiento jurídico subordinada a la Ley Orgánica, es límite de este Borrador que, por ello, es un elemento más del sistema de tratamiento de los extranjeros basado en criterios mercantilistas y de criminalización de la inmigración irregular. Resulta muy revelador que se deje a la voluntad de los empresarios la selección en origen de los trabajadores del contingente o que se establece un sistema específico y más favorable para empresas de gran tamaño en el Título IX del Reglamento.

Sin embargo, pese a su afán normativista y, presuntamente meticuloso, de nuevo nos encontramos aspectos en los que se mantiene la arbitrariedad. El ejemplo más claro es el de los funcionarios de control de fronteras a la hora de aceptar a las personas que pretenden entrar en España pese a los problemas que se han generado, por ejemplo, en el aeropuerto de Barajas.

Otra de las cuestiones que sorprende por su indefinición es la relativa a la declaración de voluntad de recurrir del interno en CIE. En estos casos se plantea el gran problema de designación de letrado y acreditación de representación puesto que se exigía, en muchos casos, llevar un notario al CIE, con el coste que esto supone para el extranjero. Sin embargo, nada se dice al respecto ni en el artículo 23.4 ni en el art. 203. Sólo se señala que la voluntad de recurrir la orden de devolución-expulsión se hará constar en el expediente por el funcionario del CIE pero no que tal circunstancia se haya de comunicar al Colegio de Abogados, al Letrado designado o que sirva a los efectos de acreditar representación.

En general, el ámbito de los CIEs está muy poco tratado en el Reglamento, dejándose en una declaración general del artículo 256 en el que se garantiza "el ejercicio de los derechos" de los internos y se afirma "que los servicios serán, al menos, equivalentes a los establecidos respecto a otras situaciones de internamiento reguladas en la normativa española".

En el ámbito de las renovaciones hay dos aspectos a destacar. Por una parte, el Reglamento no logra definir la referencia al incumplimiento de las obligaciones del extranjero en materia tributaria y de seguridad social como criterio a valorar la renovación. ¿No haber presentado la declaración del IRPF podrá suponer la denegación de la renovación?

Resulta especialmente negativo que no se definan los tres supuestos en los que el instructor de un procedimiento de expulsión puede incoar el procedimiento preferente en lugar del ordinario con las consecuencias que ello lleva; conceptos que, en la actualidad están definidos por Instrucción del Comisario General de Extranjería y Fronteras.

Es verdad, que visto en su conjunto, el texto del Borrador parece mejor que el texto del Reglamento actual lo que es más demérito que el actual que un aspecto positivo del Proyecto presentado. Entre las novedades positivas más destacables figura el dar cobertura a los progenitores de españoles, algo que se hacía necesario, aunque se hace de forma un poco complejo. También se reduce el tiempo de demostración de relaciones laborales en el arraigo laboral aunque es una figura que no creemos que ni por esas vaya a funcionar. Otro aspecto positivo es el del acceso a la residencia de los hijos de residentes nacidos en España. Sin embargo, para la renovación se derivan a los requisitos generales de la reagrupación lo que podría dificultar la renovación de estos menores nacidos en España.

En definitiva, el borrador de reglamento pretende acabar con ciertos factores de arbitrariedad administrativa y, en algunos aspectos, lo consigue, aunque en otros se queda a medio camino. No obstante, no pretende (ni puede pretender) introducir modificaciones en un modelo migratorio como el actual, tremendamente mercantilista en el que el extranjero es visto, prácticamente en exclusiva como mano de obra y que no incide en una equiparación de derechos entre españoles y extranjeros.


El estado del malestar


No somos un partido político ni ningún sindicato. Somos personas, ciudadanos cabreados con los bancos, con la dictadura de los mercados de valores que gobiernan los gobiernos, con gobiernos que no defienden nuestros derechos, con los recortes de derechos que venimos sufriendo a lo largo de estos últimos años. Si estás tan hart@ como nosotr@s...

Entra en Facebook, y busca el grupo "Estado del Malestar", o visita nuestra web www.malestar.org

23 feb. 2011

Consecuencias de un solo fallo en la Estrategia de la Guerra Nuclear Preventiva

 Por Steven Starr, PSR, University of Missouri
 
  Un solo fallo en la estrategia nuclear preventiva, es suficiente para iniciar una guerra mundial y las consecuencias de dicho fallo serían gravísimas. Estudios realizados por especialistas, anticiparon que si menos del 1% de las armas nucleares guardadas en el arsenal de los Estados con Armas Nucleares, detonara en zonas urbanas, mataría inmediatamente hasta 10 millones de personas, causando trastornos catastróficos de larga duración en el clima global y la destrucción masiva de la capa de ozono que protege al planeta. La consecuencia sería una hambruna global que podría matar hasta 2.000 millones de personas. Una guerra a gran escala donde se empleen los arsenales nucleares estratégicos de los EEUU y Rusia, causaría una devastación tan grande del medio ambiente, que la mayoría de los humanos y otras formas complejas de vida, no sobrevivirían.

Sin embargo, ninguno de los Estados con Armas Nucleares ha evaluado jamás las consecuencias ambientales, ecológicas y agrícolas, que provocaría la detonación de su arsenal nuclear en un conflicto. Así, los líderes políticos y militares de estas naciones, permanecen peligrosamente inadvertidos del peligro real para la raza humana que supone el actual poderío armamentístico. En consecuencia, las armas nucleares son la piedra angular del arsenal de los Estados con Armas Nucleares, guiados por la estrategia de la guerra preventiva.

Aquellos que apoyan activamente la estrategia de la Guerra preventiva, son entrenados para creer que ésta no admite fallos, toda vez que las doctrinas sean rigurosamente observadas y sus sistemas armamentísticos sean adecuadamente mantenidos y continuamente modernizados. Ellos insisten en que el poderío nuclear estará siempre bajo su total control, inmune a la guerra cibernética, al sabotaje, al terrorismo y al error humano. Niegan que el recorrido fugaz de 12 a 30 minutos de los misiles nucleares, dejaría sin margen al Presidente para tomar medidas racionales, a partir de una alarma táctica de peligro nuclear.

Los EEUU y Rusia, mantienen en la actualidad un total de 2.000 armas nucleares estratégicas, listas para ser lanzadas a pocos minutos de dispararse la alarma. Sin embargo, ambas naciones son incapaces de reconocer que este modo de alta alarma, acrecienta el peligro de que éstas sean algún día usadas en un conflicto. ¿Cómo podría el arsenal nuclear preventivo estar a salvo del uso accidental o no autorizado, cuando puede ser lanzado literalmente al mismo instante de sonar la alarma? Un arma cargada y montada es infinitamente más fácil de disparar que una descargada y guardada en un depósito.

La sola existencia de inmensos arsenales nucleares, independientemente del estado en que sean mantenidos, hace factible su eventual uso en una guerra nuclear. Nuestros mejores científicos, nos dicen ahora que esa guerra significaría el fin de la historia de la humanidad. Necesitamos preguntarles a nuestros líderes: ¿Qué política o proyecto nacional puede justificar el riesgo de una guerra nuclear que podría acabar con la raza humana?

Sin embargo, para plantear rigurosamente este problema, debemos primero establecer el hecho de que la existencia de arsenales nucleares - más allá de su capacidad de devastar completamente el medio ambiente terrestre y sus ecosistemas - amenaza constantemente la existencia humana. De otro modo, los líderes políticos y militares continuarán aferrados a sus arsenales nucleares y permanecerán incapaces y refractarios a discutir las verdaderas consecuencias de un fallo en la estrategia preventiva. Podemos y debemos poner fin al silencio y despertar la conciencia de los pueblos de esas naciones, en el sentido de que "guerra nuclear" es sinónimo de "suicidio global nuclear"

Un solo fallo de La Estrategia de Guerra Nuclear Preventiva podría conducir a:

-  Una Guerra nuclear entre India y Pakistan

- La detonación de un arma 50 veces (15 Kilotones) la de Hiroshima en las mega-ciudades de India y Pakistán (hay actualmente entre 130 y 190 armas nucleares operativas en los arsenales de estas naciones)

- La muerte de entre 20 y 50 millones de personas como resultado inmediato de estas detonaciones (onda expansiva, fuego y lluvia radiactiva)

- Tormentas de fuego masivas cubriendo cientos de millas/kilómetros cuadrados (a causa de detonaciones nucleares que producen temperaturas superiores a las que se cree existen en el centro del sol), que asolarían estas ciudades con 6 a 7 toneladas de denso humo negro

- Cerca de 5 millones de toneladas de humo se elevarían rápidamente sobre  la capa de  nubes a la estratosfera, donde fuertes vientos lo esparcirían por toda la Tierra en 10 días.

-El humo rodearía la Tierra completamente; por encima de las nubes, el humo no podría ser disipado por la lluvia y permanecería 10 años bloqueando y absorbiendo la luz del sol

-Entre el 7% y el 10% de la cálida luz del sol sería bloqueada y no llegaría a la superficie terrestre

-El humo, calentado por el sol, calentaría la alta atmósfera y destruiría el ozono

-Entre el 25% y el 40% de la capa de ozono sería destruida en las latitudes medias y entre el 50% y el 70% sería destruido en el norte y el sur de las latitudes altas.

-La destrucción del ozono causaría que el índice promedio de UV (rayos ultravioleta)  aumente hasta 16-22 en EEUU, Europa, Eurasia y China, con niveles aun más altos hacia los polos (marcas de 11 o más son clasificadas como "extremas" por EPA de EEUU) Tomaría entre 7 y 8 minutos a una persona de piel clara recibir una quemadura solar al mediodía.

-La pérdida del calor solar, produciría rápidamente promedios de temperatura en el Hemisferio Norte más bajos que los últimos 10 años.

-El descenso de la temperatura nos llevaría a temperaturas aproximadamente el doble de bajas y durante un periodo de tiempo diez veces mayor que aquellas que sucedieron a la mayor erupción volcánica de los últimos 500 años, Mt. Tambora, en 1816. El año siguiente a esta erupción fue llamado "El Año sin Verano", que acompañó a la hambruna en Europa, por pérdidas masivas de cosechas.

- Las temporadas de siembra en el Hemisferio Norte se verían significativamente acortadas. Estaría demasiado frío el clima para posibilitar la siembra de trigo en la mayor parte de Canadá por muchos años.

-Las reservas mundiales de trigo, que actualmente alcanzan los más bajos niveles históricos, serían completamente agotadas, ya que los países exportadores de granos suspenderían las exportaciones para responder a la demanda doméstica.

-Los 2.000 millones de personas que ya sufren hambre y dependen actualmente de la importación de granos, probablemente morirían de hambre en los años posteriores a esta guerra nuclear.

-La capacidad explosiva de estas armas, 100 veces más poderosas que la de Hiroshima, representan menos del 1% de la capacidad de las fuerzas norteamericanas y rusas, operativas y desplegadas.

A. Robock, L. Oman, G. L. Stenchikov, O. B. Toon, C. Bardeen, and R. Turco, "Consecuencias climáticas de los conflictos nucleares regionales" Atmospheric Chemistry and Physics, Vol. 7, 2007, p. 2003-2012.
B. M. Mills, O. Toon, R. Turco, D. Kinnison, R. Garcia, " Predicciones de la pérdida masiva del ozono global como consecuencia de un conflicto nuclear regional" Proceedings of the National Academy of Sciences (USA), Apr 8,2008, vol. 105(14), pp. 5307-12.
C. I. Helfand, "Una evaluación de la extensión de la proyección global de la hambruna, como resultado de una Guerra nuclear regional restringida"  2007, International Physicians for the Prevention of Nuclear War, Physicians for Social Responsibility, Leeds, MA.
D. Starr, S. (2009) "Letal cambio climatico como consecuencia de una Guerra nuclear: Una amenaza para la humanidad"

 Un solo fallo de La Estrategia de Guerra Nuclear Preventiva podría conducir a:

- El lanzamiento de 1.000 armas estratégicas nucleares norteamericanas y 1.000 rusas, montadas bajo los códigos "lista-para-lanzar", "alerta- roja", capaces de ser lanzadas minutos después de la alerta.

- Estas 2.000 armas - cada una de 7 a 85 veces más poderosa que la de Hiroshima (de 15 Kilotones) en manos de India y Pakistán- detonarían en los EEUU y Rusia y probablemente a lo largo del territorio de los estados miembros de la OTAN.

-La detonación de una fracción de las restantes 7.700  cabezas nucleares desplegadas y operativas en EEUU y Rusia, vendría a continuación.

- Cientos de grandes ciudades en los EEUU y Europa quedarían atrapadas en enormes tormentas de fuego...la explosión de cada arma, incendiaría instantáneamente decenas o centenas de millas o kilómetros cuadrados de suelo y de las ciudades bajo su manto.

-Muchos miles de millas/kilómetros cuadrados de áreas urbanas ardiendo simultáneamente, producirían hasta 150 millones de toneladas de un denso humo negro.

El humo se elevaría sobre el nivel de las nubes, formando una capa estratosférica extremadamente densa de humo y hollín, que muy rápidamente cubriría la Tierra.

-La capa de humo permanecería por lo menos 10 años, bloqueando y absorbiendo la luz solar, calentando la alta atmósfera y produciendo un clima de Era Glaciar en la Tierra.

-Con la ausencia de luz solar, las temperaturas en la superficie de la Tierra se tornarían tanto o más frías de lo que eran 18.000 años atrás, en el pico de la Era Glaciar

-Sobrevendría un veloz enfriamiento de más de 20 grados en vastas áreas de Norteamérica y de más de 30 grados en buena parte de Europa

-El promedio de precipitaciones globales se vería reducido en un 45%, debido al frío prolongado.

-150 toneladas de humo en la estratosfera, causarían temperaturas diarias de mínima, en las más grandes regiones agrícolas del Hemisferio Norte, que caerían por debajo del nivel de congelamiento cada noche, por 1 o 3 años.

- Se producirían letales heladas nocturnas y escarchas, que impedirían el cultivo.

-Las temporadas agrícolas serían virtualmente eliminadas al menos por una década.

-La destrucción masiva de la capa de ozono protectora sería inevitable, permitiendo que intensos niveles peligrosos de rayos UV-B, penetren en la atmósfera y alcancen la superficie de la Tierra; niveles que crecerán intensamente a medida que el humo se disipe.

-Se producirían enormes cantidades de lluvia radiactiva que se extendería local y globalmente. La focalización de reactores nucleares incrementaría notablemente la lluvia radiactiva  de isótopos de larga duración, como el Cesio-137.

-Gigantescas nubes bajas de humo tóxico, se desprenderían de los fuegos; enormes cantidades de químicos industriales contaminarían el ambiente.

-Sería imposible para muchos seres vivos, sobrevivir a la extrema rapidez y nivel de cambios en la temperatura y las precipitaciones, combinado con dramáticos incrementos en los rayos UV, copiosas lluvias radiactivas y enormes emisiones de toxinas y químicos industriales.

-Los ya estresados ecosistemas terrestres y marítimos, colapsarían.

-Incapaces de producir alimentos, la mayoría de los humanos morirían de inanición

- Ocurriría una extinción masiva, similar a la ocurrida 65 millones de años atrás, cuando los dinosaurios fueron barridos, luego de que un enorme asteroide impactara contra la Tierra (se extinguieron un 70% de las especies, incluyendo todos los animales de más de 25 kg . de peso).

-Los líderes políticos y militares viviendo en  refugios equipados con provisiones para muchos años, agua, energía y materiales médicos, probablemente no sobrevivirían en el ambiente hostil de la post-guerra.
 
1. O. Toon, A. Robock, and R. Turco, "Consecuencias Ambientales de la Guerra Nuclear", Physics Today, vol. 61, No. 12, 2008, p. 37-42.
2. A. Robock, L. Oman, G. Stenchikov, "El Invierno Nuclear Reconsiderado a la Luz de un Modelo Climático Moderno y los Actuales Arsenales Nucleares: Aun las Consecuencias son Catastróficas", Journal of Geophysical Research – Atmospheres, Vol. 112, No. D13, 2007. p. 4 of 14.
3. S. Starr, "Las Consecuencias Climáticas Catastróficas del Conflicto Nuclear" (2009). ICNND

Ver www.nuclearfamine.org ó www.nucleardarkness.org para fuentes detalladas de información sobre las consecuencias ambientales de la Guerra Nuclear


12 feb. 2011

Egypt, Egipto

La renuncia de Mubarak marca una victoria extraordinaria de la gente: en 18 días de movilización noviolenta, resistiendo los ataques de todo tipo, los egipcios fueron capaces de deshacerse de un dictador que los ha  oprimido durante treinta años!

La valentía y la perseverancia demostrada por los manifestantes son un ejemplo que esperamos que otros países seguirán.

Y no sólo en el mundo árabe.

La transición a una democracia verdadera y a un profundo cambio no será fácil y el pueblo egipcio debe permanecer vigilante y listo para nuevas manifestaciones, pero ahora es el momento de celebrar.

Ahora nadie puede decir que una revolución noviolenta es imposible.



1 feb. 2011

La rebelión en los países árabes y el clamor de los pueblos

El Partido Humanista Internacional dio a conocer recientemente un comunicado donde establece su postura acerca de la situación en los países árabes. El equipo mundial del organismo manifestó que apoya "la rebelión no-violenta de los pueblos frente a la injusticia", y denuncia "la represión y la persecución por parte de los gobiernos en estos días".
Pressenza Buenos Aires, 1/31/11 Pressenza transcribe el comunicado de prensa del Partido Humanista Internacional:

"El 14 de enero fue depuesto en Túnez el dictador Ben Alí, luego de permanecer 20 años en el poder. Si bien el detonante de la rebelión popular fue la inmolación de un humilde vendedor maltratado por la policía, durante muchos años el pueblo tunecino tuvo que soportar injusticias de todo tipo, niveles de desempleo y pobreza alarmantes, y hasta la persecución a ciertas prácticas del islamismo.

Pocos días después vemos como las poblaciones de Egipto y Yemen, también comienzan a manifestarse pacíficamente para terminar con sus respectivas dictaduras. En el caso de Egipto ya ha habido una brutal represión, con muertos, heridos y más de un millar de detenidos. En este país, gobernado desde hace 30 años por Hosni Mubarak, quien a los 82 años quiere perpetuarse a través de su hijo Gamal, en las elecciones de noviembre próximo, reinan la corrupción, la represión, el nepotismo, y la pobreza. En el caso de Yemen, gobierna desde hace 32 años Ali Abdallah Saleh, aliado de USA en la lucha contra Al Qaeda, y las condiciones sociales también son desastrosas.

Es notable como, a pesar de las presiones a las que han estado sometidos estos pueblos durante décadas, la prensa internacional recién ahora se haga eco de la situación, frente al hecho consumado de los levantamientos populares. Una vez más queda en evidencia que las dictaduras aliadas de USA, siempre son mucho más toleradas por la crítica de la prensa que cuando se trata de gobiernos que no son obsecuentes con USA y sus aliados. Y una vez más queda felizmente en evidencia, que la historia de la liberación del ser humano, no se detiene frente a las dictaduras, ni puede ser ocultada por la manipulación mediática.

Los Humanistas valoramos y apoyamos la valiente actitud de estos pueblos que, frente a la dureza y la crueldad de sus gobernantes, no tiene temor a rebelarse de modo no-violento, para luchar por sus derechos, sus libertades y una mejor condición de vida. Sabemos que no les será fácil, no solamente porque tendrán que luchar contra sus propios gobiernos represores y corruptos, sino porque también estarán en el medio de una puja internacional: por una parte USA y sus aliados, que no querrán perder el control de esos países, y por otra parte los partidarios del fanatismo violento que buscarán capitalizar el descontento. Pero más allá del rumbo ocasional que vayan tomando los acontecimientos, queda claro que el clamor de los pueblos se está haciendo escuchar.

El mundo no es el que nos muestran los medios de comunicación, con el sesgo de los intereses de quienes pretenden erigirse en los amos del mundo. El mundo real es el de miles de millones de personas oprimidas, marginadas, y empobrecidas, cuyas voces no podrán ser acalladas eternamente. A veces ese clamor humano se expresará de modo pacífico, y a veces de un modo equivocadamente violento, pero se seguirá manifestando, contra todo pronóstico del poder y de los medios.

El Sistema en todas sus formas, es un ropaje que ya no le da la talla al Ser Humano. Y aunque nos quieran seguir mostrando un mundo feliz, se seguirán profundizando las crisis económicas y políticas. Y aunque nos quieran condicionar a un modelo de vida, las nuevas generaciones continuarán pujando por su espacio. Y aunque se quiera diseñar un mundo para pocos, los inmigrantes continuarán luchando por sus derechos, y los pueblos sometidos por dictaduras, de derecha o de izquierda, se seguirán rebelando. Y aunque se pretenda reprimir a la verdadera espiritualidad humana, ya sea bajo el manto del nihilismo, o ya sea pretendiendo imponerle los moldes de los dogmatismos; la profunda espiritualidad que anida en el corazón de cada ser humano, despertará pronto de su largo sueño, tal como lo anunciara SILO.

Frente a estos acontecimientos, el Partido Humanista Internacional apoya la rebelión no-violenta de los pueblos frente a la injusticia, y denuncia la represión y la persecución por parte de los gobiernos en estos días".