15 nov. 2011

Síntesis de propuestas del Partido Humanista


Como base ideológica fundamental, el Partido Humanista pone al ser humano como valor central y esgrime la no violencia activa, como metodología de acción y premisa esencial para cualquiera de sus actuaciones y propuestas.

Enumeramos a continuación algunas de las propuestas del partido:

1 – Trabajo: Prohibición de la realización de Expedientes de Regulación de Empleo y prejubilaciones en empresas que declaren beneficios o los hayan declarado en los ejercicios anteriores en cantidad suficiente para asegurar su viabilidad en el futuro a medio plazo. Obligatoriedad por ley de una cuota de reinversión de dividendos en la productividad de la empresa. Promoción de la ley de empresas de propiedad participada y el cooperativismo. Revisión del tratamiento de las condiciones a multinacionales extranjeras en su asentamiento y medidas de apoyo estatal para frenar la deslocalización productiva. Elevación del salario mínimo hasta la equiparación al gasto básico mensual de una familia tipo. Reforma de la edad de jubilación
rebajándola de nuevo a 65 años y revisando la viabilidad de reducirla a una edad inferior. Reducciones graduales de la jornada laboral con el objetivo de las 30 horas.

2 - Sanidad: El Partido Humanista aboga por un modelo de sanidad pública, gratuita, de calidad y universal, teniendo como objetivo el lograr la implantación de este modelo, mucho más justo y beneficioso para el conjunto de la sociedad. Para la consecución de este fin proponemos la supresión del modelo de gestión privada en centros sanitarios públicos, el cese del desvío de pacientes por parte de la sanidad pública a la privada, corrigiendo esta situación con dotaciones suficientes a la pública. Inclusión en la sanidad pública de medicinas alternativas. Eliminación total de subvenciones a la sanidad privada. Absorción por parte del Estado de la fabricación de medicamentos genéricos y de la distribución farmacéutica. Exclusión del aborto del código penal y liberalización total del mismo, ciñéndose la regulación a las ayudas a la infancia y la maternidad, orientación familiar, políticas de educación sexual y fijación de fechas tope.

3 - Educación: En el caso de la educación, el Partido Humanista apuesta un modelo similar al de la sanidad, pública, gratuita, de calidad y universal. Para ello proponemos la gratuidad total de la enseñanza desde 0 años a la finalización de la enseñanza superior. Eliminación total de las subvenciones a la enseñanza privada. Exclusión del horario lectivo de la asignatura de religión católica, cediendo el uso de las instalaciones escolares para la enseñanza de religiones fuera de este horario. Aplicación de un modelo de currículo escolar basado en enseñanzas académicas, sensitivas y psicomotrices, entendiendo la formación escolar como un modelo para el desarrollo humano integral. Integración de la enseñanza en valores de convivencia tomando
como modelo la carta de los derechos humanos. Fomento del debate, la participación y el pensamiento crítico.


4 - Economía: Creación de la banca pública sin intereses, adaptando modelos de éxito como la banca JAK o el proyecto FIARE y fomento de las cooperativas populares de crédito. Implantación de un modelo de fiscalidad progresiva real que favorezca el reparto de la riqueza. Medidas fiscalizadoras duras contra la especulación financiera del tipo tasa Tobin, eliminación de figuras fiscales como SICAV, SOCIMI y ETVE y penalización a las empresas y particulares que operen con paraísos fiscales. Revisión del tratado de Maastrich respecto a las políticas monetarias europeas. Inclusión de la transversalidad de las políticas sociales y medioambientales en la política económica, entendiendo esta como la mera administración de los recursos productivos reales para el logro de una mejora de la sociedad.

5 - Defensa: Frente a la violencia y la militarización a la que nos aboca la sociedad capitalista actual, basada en valores inhumanos como el ánimo de lucro como valor máximo y la imposición de modelos sociales occidentales basados en el consumismo a otras culturas, el partido humanista, teniendo como base la no violencia activa, propone un modelo de gestión radicalmente distinto, basado en valores de cooperación, convivencia y diálogo tanto a nivel interno como en nuestras relaciones con el exterior. Para ello proponemos la salida de España de la Otan, la salida inmediata del programa del escudo antimisiles, la eliminación total del armamento nuclear, la reducción del gasto militar hasta su eliminación total, el regreso de tropas extranjeras en su totalidad, la eliminación de bases militares extranjeras en suelo español, la reconversión de la industria armamentística española, orientándola hacia fines que beneficien al conjunto de la sociedad, la inclusión en la Constitución del rechazo a la fuerza militar como herramienta de resolución de conflictos y un cambio radical en la política exterior orientando esta a una metodología basada en el diálogo y la cooperación mutua.

6 - Energía: En consonancia con las políticas medioambientales proteccionistas y valorando la naturaleza como la única fuente de recursos de la que disponemos y siendo esta la casa común de todos proponemos el fomento real y prioritario del uso de energías renovables y limpias, la eliminación progresiva de la energía nuclear, la recuperación de la titularidad pública de la gestión de empresas energéticas y el fomento del consumo responsable.

7 - Política: En un momento histórico en el que los ciudadanos han perdido la fe por completo en la clase política gobernante y donde los medios tecnológicos disponibles hacen posible la modificación sustancial del sistema democrática actual, el Partido Humanista propone un cambio integral de modelo. Apostamos por un sistema de organización descentralizado y federal que elimine las duplicidades en la gestión administrativa del Estado y otorgue más participación a las bases vecinales de población. Para ello, inicialmente serían necesarios una serie de cambios progresivos de calado. Una reforma en profundidad de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, que favorezca la inclusión de partidos minoritarios y la pluralidad ideológica y política de nuestro país. Un modelo de participación electrónica en la vida política que permita a los ciudadanos ejercer su soberanía de manera real, con una participación que vaya más allá del ejercicio del derecho al voto cada cuatro años, valorando propuesta como una ley de transparencia efectiva, un acceso virtual fácil y sencillo a la información pública y la capacidad de voto electrónico en todas las cuestiones públicas que regulan nuestras cámaras superiores. Una ley de responsabilidad política que permita fiscalizar que la actuación de la clase política se ciñe a sus promesas electorales y a las buenas prácticas del ejercicio público. Una reducción sustantiva de los privilegios de la clase política actual para acercar el ejercicio de la función pública al ciudadano medio y una separación real de los poderes públicos, introduciendo la elegibilidad del poder judicial.


8 - Políticas Sociales: El Partido Humanista propone una actuación social que rebase lo meramente asistencial, para atacar de raíz los problemas sociales actuales como puedan ser la marginación, las situaciones de pobreza, el maltrato infantil, la inclusión intercultural, la violencia de género, la integración de personas con discapacidades, el abandono a la vejez, la desestructuración familiar, la violencia doméstica, el acoso escolar… Siendo estos tan sólo algunos de los síntomas de un sistema enfermo que premia valores inhumanos como la ambición desmedida, el uso de la violencia, el culto al aspecto físico y la acumulación de bienes materiales, nosotros proponemos una política social basada en el estudio profundo de las raíces de esos síntomas y la actuación sistemática para la eliminación de las causas, introduciendo políticas regulatorias en los medios de comunicación, aumentando las ayudas para la integración social, fomentando los encuentros sociales interculturales, difundiendo los valores reflejados en la carta de los derechos humanos y actuando con medidas correctivas, que no sancionadoras en los problemas sociales de calado. Todo ello sin dejar de lado la ayuda asistencial necesaria para que las personas puedan vivir dignamente independientemente de su sexo, orientación sexual, estado físico o mental, nacionalidad, color de piel o estrato social al que pertenezcan. -

9 - Vivienda: Analizando la situación actual en el tema de la vivienda y teniendo en cuenta el coste social que supone la actuación del Estado en este aspecto, proponemos una modificación profunda de la normativa hipotecaria y la ley del suelo. El Partido Humanista propone la introducción con efecto retroactivo de la dación en pago dentro de la Ley Hipotecaria, la modificación de la ley del suelo orientando esta al logro de
los principios consignados en nuestra Constitución, donde se refleja que el Estado tendrá que tomar todas las medidas a su alcance para evitar la especulación con la vivienda, así como la promoción de dotación por parte del Estado y los organismos autonómicos y locales de suelo público suficiente para la promoción de viviendas y alquileres sociales.

10 – Nuevas Teconologías: Debido al enorme potencial para el desarrollo humano que nos aporta el nivel tecnológico actual, proponemos el aprovechamiento máximo de las nuevas tecnologías para el bienestar de las personas, mediante la inclusión de normativas y dotaciones económicas que permitan la integración del software libre en las administraciones públicas de manera prioritaria, la introducción de nuevas tecnologías en el ámbito práctico y teórico en todos los niveles de la enseñanza, el acercamiento a las capas de la sociedad más desfavorecidas de los medios tecnológicos necesarios para eliminar la brecha digital de clases y edades, el fomento de la democracia participativa y la difusión de la información pública mediante la adecuación de las herramientas tecnológicas existentes para estas funciones, el fomento de nuevas fórmulas adaptadas de legislación de la propiedad intelectual e industrial y el aumento del gasto de las políticas de I+D en inversiones tecnológicas que favorezcan la promoción del software libre, la libre circulación de la información y el beneficio social como prioridad. Nos encontramos en un punto de inflexión histórico, donde el desarrollo tecnológico debe ser puesto al servicio de las personas, apartando el progreso técnico de la especulación y los intereses económicos y poniéndolo al servicio de la sociedad.

Por un mundo mejor, más justo, más humano y libre de violencia…
¡¡¡ Vota Partido Humanista !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario