19 may. 2011

Si tienes dudas de ir a votar o no, lee esto, ¡te ayudará! ¡¡¡PÁSALO!!!


Imagina una ciudad con 10.000 habitantes.
 
De ellos, 4.000 están encantados con la gestión de los grandes partidos que ocupan el poder, y 6.000 están hartos de ellos porque piensan que han hecho una mala gestión.
 
Los 4.000 contentos van a seguir votando a estos grandes partidos. Los otros 6.000 quieren cambiar las cosas. Veamos las alternativas que tienen y cómo funciona cada una con nuestro sistema electoral:
 
a)     Abstención: si los 6.000 descontentos se abstienen, sólo hay 4.000 votos válidos: los votos de los encantados, que decidirán quienes son los representantes. Van a seguir en el poder exclusivamente los grandes partidos a los que esta minoría vota.
b)     Voto nulo: en el recuento, los votos nulos son descartados (tirados a la basura, vamos). Al igual que en el caso anterior, los votos de los 4.000 seguidores de los grandes partidos van a ser los únicos computables para elegir representantes, y continuarán en el poder los grandes.
c)     Voto en blanco: los votos en blanco son válidos, pero no se cuentan a la hora de elegir representantes; éstos saldrán igualmente de los votos de los 4.000 encantados. Tienen un efecto aún peor que el voto nulo o la abstención: con nuestro sistema electoral, los partidos que no obtienen al menos un 3% de votos válidos son automáticamente descartados. Al aumentar el número total de votos válidos, se aumenta ese 3%, por lo que un partido minoritario necesita más votos para poder tener representantes y cambiar las cosas. Si se dificulta aún más la entrada de pequeños partidos es más claro que van a seguir ganando los mismos.
d)     Voto a un pequeño partido: si el 60% de la población vota a pequeños partidos, algunos de los representantes de estos partidos saldrán elegidos, y se termina la exclusividad en los órganos de poder de los grandes partidos. Se escucharían nuevas voces en los ayuntamientos y asambleas regionales, y las cosas podrían empezar a cambiar.
 
En las elecciones se presentan muchos pequeños partidos: de izquierdas, de derechas, de centro, liberales, ecologistas, regionalistas, por los derechos de los animales, etc.
 
Puede que ninguno de ellos represente el 100% de tus ideas, pero seguro que encuentras alguno con el que compartes muchas. La única forma de que no sigan ganando los de siempre es votar a otros.
 
Infórmate de todas las opciones y vota a la que más te guste.
 
El 22 tenemos una gran batalla electoral:
 
De un lado, la partidocracia (PP, PSOE, CC)
De otro, el Pueblo.
 
¡NO LES DEMOS RESPIRO!
 
LES PODEMOS DAR UN BUEN SUSTO y que sea el inicio de Su Fin.
 
El Domingo HAY QUE VOTAR.
VOTA, PERO POR UN PARTIDO PEQUEÑO,
el que tu quieras.
 
Además, TE PEDIMOS que hagas campaña.
¡INDÍGNATE, REACCIONA y EXPRÉSATE!
 Dile esto mismo a tus compañeros, a tus vecinos, a tu familia, a tu gente.
Has de ser activo, estamos ante un momento muy importante y ya ha llegado la hora de LEVANTARSE y DECIR CON TODO NUESTRO CORAJE ¡¡¡ BASTA ¡!!
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario