21 nov. 2007

Adherimos a la manifestación del 24 N


La expropiación de los terrenos anexos al aeropuerto de los Rodeos y el Puerto de Granadilla, entre otros, son actos de violencia económica y social ejecutados por intereses económicos y políticos contra nuestro pueblo.
Los humanistas de Tenerife adherimos a la movilización social y al manifiesto de adhesión a la misma elaborados al efecto para denunciar este nuevo acto de violencia económica y social contra nuestro pueblo sintetizado en la idea fuerza: “No a la destrucción de nuestra tierra”

Los humanistas estamos en contra de cualquier tipo de violencia o discriminación, sea personal, interpersonal o social y consideramos a la violencia como la acción y efecto de despojar al otro de su intencionalidad (y, por cierto, de su libertad); como acción de sumergir al ser humano, o a los conjuntos humanos, en el mundo de la naturaleza. O sea, por la violencia se anonada la intención de otros, considerándolos objetos, prótesis de mi propio cuerpo, en cuyo caso debo "vaciar" su subjetividad totalmente (objetivizándolos) o, por lo menos, en aquellas regiones del pensar, el sentir, o el actuar que deseo gobernar de modo inmediato. Las distintas formas de violencia (física, económica, racial, religiosa, psicológica, etc.) son expresiones de la negación de lo humano en el otro.

Quien hace algo que perjudica a otros en sus legítimos derechos económicos o situación económica ejerce violencia económica. En otras palabras, cuando se atenta contra la subsistencia y nivel mínimo de vida, cuando se priva de legítimas ganancias o propiedad, o cuando existe monopolización - explotación – esclavitud - defraudación - comercialización deshonesta - sobrevaluación - tasar por defecto o por exceso (según el caso) - especulación - desfalco - robo - hurto - estafa - usura - soborno - extorsión - acaparamiento - etc., también se ejerce violencia económica.

Algunos casos de violencia económica como este por el que nos manifestamos y otros muchos parecidos, se deben a incompetencia o a negligencia culposas, o a la falta de disposición para evitarlos, o al derivar recursos que pudieran evitarlos a otras áreas de interés, etc.

Los humanistas nos sumaremos a la manifestación para denunciar la continua depredación sobre nuestros recursos agrarios, ganaderos y naturales y por la indignación que sentimos por el constante maltrato a nuestro pueblo por parte de una clase política corrupta y vendida a los intereses económicos de unas pocas familias e intereses foráneos, que acumulan grandes fortunas mientras una gran mayoría de canarios, sobre todo jóvenes y mujeres, soportan condiciones de vida cada vez más inhumanas y sufrientes al quedar cerrado su futuro y el futuro de las nuevas generaciones.

Necesitamos construir una alternativa que represente las aspiraciones de los postergados y maltratados en base a mínimos que unan a las fuerzas progresistas de nuestra tierra en la construcción de un nuevo proyecto político, social, económico y cultural que nos permita avanzar hacia un futuro no violento, más justo y más humano para Canarias.
Los humanistas nos definimos en abierta oposición al neoliberalismo, causa y raíz de los graves y persistentes problemas que padecemos.
Es por ello, que nos ubicamos también en abierta oposición y discusión con la derecha y la socialdemocracia, responsables de la instalación y el mantenimiento del actual modelo político, social y económico.
Los humanistas decimos que hoy ya no es posible el desarrollo de unos pocos a costa del bienestar de la mayoría.

O el bienestar y desarrollo beneficia a todos o no beneficia a ninguno.

Por el futuro de nuestro pueblo y el de las futuras generaciones.

Nada por encima del ser humano y ningún ser humano por debajo de otro.

¡La No Violencia es la fuerza que transformará el mundo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario