25 oct. 2008

Carta abierta a D. Paulino Rivero Baute

Reflexiones y sugerencias desde el Nuevo Humanismo.

Estimado Sr. Presidente del Gobierno de Canarias:

El modelo económico impuesto por la banca mundial especuladora se encuentra hoy en una crisis total que arrastra hacia el desastre a las grandes mayorías y a los mismos propulsores del modelo.

Dejaron de funcionar las utopías sobre el mercado que decían que éste regula libremente la oferta y la demanda, que la inversión en especulación financiera es más rentable que el trabajo y la producción, que el crédito masivo aumenta el consumo y que eso produce crecimiento.

Las dirigencias políticas y económicas están aturdidas con el impacto de la crisis, no pueden creer que el modelo que defendieron todos estos años no haya servido para nada y se caiga hoy a pedazos. Escuchamos inmediatamente sus análisis y sus soluciones con una falta de humildad y de autocrítica muy desalentadora. Las soluciones que proponen demuestran irresponsabilidad e ignorancia. Pretenden que han hecho todo bien y que la culpa es del empedrado, al que en este caso llaman “crisis mundial”.

Toda esta política económica alineada con el modelo especulativo demostró ser un desastre. La privatización paulatina de los fondos de pensiones, en los que han especulado jugando a la ruleta con los ahorros de millones de trabajadoras y trabajadores, traerá más pobreza y desigualdad a nuestra Región. La privatización creciente de los beneficios y la socialización de las pérdidas, además de una inmoralidad cargada de profunda injusticia social y humana, sólo traerá más dolor y sufrimiento a nuestra gente, esa que lo ha colocado a usted en este cargo para que resuelva los problemas que les preocupan y sufren.

Las dirigencias locales tratan de enfriar las turbulencias bursátiles y financieras, aduciendo que los problemas serán mínimos, por corto tiempo y se irán solucionando en el camino. Y mientras dicen esto, los fondos de pensiones caen en picado, suben el euribor y el coste mensual de las hipotecas siendo ya para muchos imposible hacer frente a su pago, los precios básicos suben sin control, las amenazas de despidos y bajas salariales se hacen más fuertes,...

Sean estas crisis temporales o definitivas, los factores de desintegración se siguen acumulando a escala mundial. Pero, y este es al menos un aspecto positivo de la crisis, finalmente ya pasó la etapa del "optimismo neoliberal" y una sensación sombría del futuro supera la compostura que ostentaban hasta hace poco tiempo... sucede que en los centros de poder se tiene la percepción de total pérdida de control de un sistema que ha sido desbordado. Ahora, de pronto todos quieren ponerse a distancia de este "modelo" que han apoyado incondicionalmente por años.
Nuestras propuestas incitan a desalinearse de la crisis general, poniendo en marcha el máximo desarrollo del aparato productivo y fomentando la exportación de productos con alto valor agregado; restableciendo la cohesión social y creando nuevas instituciones que permitan a nuestra región construir un modo de vida satisfactorio, abierto y plural.

Humildemente, apelo a su sentido común y a su sensibilidad de hombre que le duele el sufrimiento de los demás, le ruego que se ponga al lado del pueblo y no solamente de los poderosos y le hago llegar algunas propuestas que si estuviéramos en su lugar, nos parecerían prioritarias poner en marcha para desalinearnos de la crisis que seguirá en aumento si se insiste en reaccionar ante ella de manera irresponsable y sin desviar el curso de las acciones que hasta ahora nos han metido en este profundo sinsentido.

Los humanistas le sugerimos que de modo urgente habría que poner en marcha las siguientes medidas:

1º garantizar el ahorro de los trabajadores, y que los excedentes financieros del sistema se utilicen para promover la producción, en lugar de la especulación.

2º avanzar hacia la creación de una Banca regional sin Interés que reemplace al sistema financiero privado y que se ponga al servicio de nuestro pueblo, de su economía productiva, su desarrollo y su bienestar.

3º iniciar una reforma tributaria que garantice la redistribución de la riqueza y la reinversión productiva de las ganancias empresariales prohibiendo por ley su entrada en el ámbito especulativo, y si no fuera ahora posible, al menos aplicando una imposición fiscal alta sobre los beneficios conseguidos con la especulación financiera o que no se reinviertan en el circuito productivo.

4º proteger los sectores primarios y a la industria regional, en el marco de acuerdos locales/regionales.

5º y para proteger a nuestra gente y potenciar el mercado interno, se debe crear un verdadero subsidio al desempleo que cubra la cesta básica de la compra.
En definitiva, se debe avanzar hacia una Economía Mixta (*), en la que el ser humano sea el valor central.

Sin otro particular, salvo desearle la mayor firmeza en la defensa de los intereses de nuestro pueblo y nuestra gente, hoy sometida a una brutal violencia económica y psicológica por este sistema injusto e inhumano, le envío un cordial saludo

Ramón Rojas Hernández
Militante y portavoz provincial del Partido Humanista de Tenerife

(*) http://www.libreriahumanista.com/Libros/029_Economia_mixta.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario