9 ago. 2008

Comunicado de apoyo al proceso democrático boliviano y a la realización del referéndum revocatorio del 10 de agosto



El Referéndum Revocatorio del 10 de agosto en Bolivia fue convocado por ley de la República N º 3850 del 12 de mayo del presente año, aprobada y promovida en el Senado por todos los partidos de la oposición que son mayoría en la Cámara alta de la República de Bolivia.


En dicho Referéndum, el pueblo de Bolivia decidirá soberanamente sobre la revocatoria del mandato del Presidente, Vicepresidente y de los Prefectos de los Departamentos de la República de Bolivia.


La Corte Nacional Electoral ha cumplido todos los procedimientos de Ley para garantizar la transparencia y legalidad de la consulta.

Durante las últimas semanas varios Prefectos y Comités Cívicos de la oposición, así como partidos de la oposición, al constatar a través de diferentes encuestas que el Presidente y Vicepresidente de la República gozan de un apoyo del 60 %, y que algunos Prefectos podrían ser revocados, han empezado a realizar una serie acciones para tratar de impedir la realización del referéndum.

Estas acciones han ido creciendo y tornándose cada vez mas violentas e ilegales durante los últimos días, constituyéndose en actos de sedición y desacato al Estado de Derecho poniendo en riesgo la continuidad del proceso democrático.

Nos consta que frente a estos hechos el gobierno del Presidente Evo Morales ha buscado en todo momento evitar la confrontación.

No debemos callar ante el peligro que amenaza hoy en Bolivia. Es la sombra de quienes para conservar sus privilegios no dudan en usar la violencia, poniendo en peligro el proyecto mayor de todos los bolivianos. Son los círculos económicos vinculados a los Prefectos y Comités cívicos de Pando, Chuquisaca, Beni, Santa Cruz y Tarija. Su recurso ilegítimo a la violencia está contaminando el paisaje humano y envenenando a las jóvenes generaciones.

Lo que está sucediendo en Bolivia no sólo afecta a millones de bolivianos que quieren ejercer el derecho a decidir democrática y pacíficamente su destino, nos afecta a todos los que sentimos que la democracia real es el camino para que los pueblos avancen hacia la libertad y la dignidad, superando la pobreza, la discriminación y otras formas de violencia. En este mundo interconectado cada vez más el destino de todos se juega en común y debemos fortalecer la voz de la comunidad internacional para que haya progreso de todos y para todos. No debemos callar.

Por eso, denunciamos y rechazamos el ilegal boicot al Revocatorio y apoyamos al proceso social iniciado por Evo Morales y tantos millones de bolivianos como proyecto genuino, democrático y no violento de cambio profundo para todos los pueblos de Bolivia. Es bueno e inspirador para todos que ese proyecto avance y sobrepase las dificultades.

En nombre del Partido Humanista de Tenerife pedimos al Gobierno español y al gobierno canario que, urgentemente, se posicionen públicamente condenando cualquier intento de ruptura del Estado de Derecho en Bolivia, rechazando cualquier acción de sabotaje y boicot al Referéndum del 10 de Agosto e instando a que todos los sectores en Bolivia expresen de manera pacífica su posición a través del voto en el referéndum.

Ramón Rojas Hernández
Representante provincial
Partido Humanista de Tenerife La Laguna, 9 de agosto 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario